martes, enero 12, 2010

La religión de la política

Una de las cosas que más me desesperan de este mundo es la gente que se toma la política como una religión. Las personas que son de un partido u otro por herencia familiar y que siguen su color totalmente cegados por aceptar, idolatrar, ideas que muchas veces se contraponen a sus intereses. Tienen fé: no cuestionan, no preguntan y creen. Creen con una devoción profunda que poseen la verdad absoluta y se irritan, exaltan, al encontrar opiniones distintas a su credo. Entonces, cierran su mente, se estancan y no sólo no escuchan al resto de personas, sino que intentan imponer sus ideas elevando la voz, ridiculizando, insultando, falaciando... Iniciarían una Guerra Santa si pudieran.

¿Es que estamos tontos?

No, creo que me he expresado mal: ¿Es que estamos gilipollas?
¿Qué ha pasado? ¿Dónde está el espíritu crítico? ¿Quién mató la mente del pueblo? ¿Qué ha sido lo que nos ha jodido la capacidad de relacionar las ideas políticas que tanto defendemos con lo que implicaría su aplicación en la realidad? ¿Quién ha transformado la política en una puta religión?

Me temo que nuestros sucesivos Sistemas Educativos se han olvidado de enseñar a ser críticos, a formar opiniones informadas, a ser capaces de ver qué políticas defienden nuestros intereses y, sobre todo, a argumentar (algo que demuestra una reflexión, un conocimiento, una fundamentación sobre lo que se está hablando) y a escuchar (que no es lo mismo que oír) y respetar las opiniones de los otros.

No nos han enseñado a pensar en vez de creer.

Pd.: Siento que mi primer post del año sea un poco espeso y sobre política... ¡Feliz 2010! :D

9 comentarios:

Andreu Romero dijo...

La gente chinga poco. Es la cruda realidad, el motivo por el que hay tanta mala leche. El sexo es la solución ("asín" de claro). Siento que mi primera respuesta del año sea así, pero en fin... :P ¿Es o no verdad?

Fènix dijo...

No te sulfures no sea que saques tu fanática interior. El fuego con fuego no ayudaría en este caso.

Misaoshi dijo...

Wa, ojalá todos los profesores del mundo leyeran esta entrada y se pusieran en ello >.<

Un besote y estoy totalmente de acuerdo con tu opinión sobre el tema!

Te quieruuuu

Nimbusaeta dijo...

Ya, la educación ahora mismo es un asquito. Tampoco se preocupan por incentivar la creatividad, y tantas otras cosas que hay que cambiar...

Fezli año aunque estemos ya a 13 de enero xD

Mr Blogger dijo...

Nuestros sucesivos sistemas educativos han estado muy politizados y han sido cambiados cada vez que había un nuevo gobierno. Si ni los maestros y profesores saben bien a qué atenerse cuando enseñan, como van los críos a tener espíritu crítico si viven y se acomodan en la ambigüedad y en la falta de criterio propio?

De todos modos, lo de elegir partido político está jodido: son todos igual de malos XD. Así que es normal que tiren como cabras al monte con lo que votan los que les rodean :P. El problema es que en españa siempre ha habido un claro bipartidismo: o eres de derechas o eres de izquierdas. Si en un momento te parece mejor lo que propone uno y en otro momento decides que es más sensato lo que dicen los otros, eres un tránsfuga y un chaquetero, y te tratan a patadas en los dos lados. Aquí o se hace equipo o no juegas. Y luego españa va como va. Envídia me dan otros países, donde los diputados no votan lo qeu dicta el partido, sino lo que le dictan sus votantes que son los que los eligen o lo que dicta su conciencia y/o inteligencia.

Jill dijo...

Andreu: Yo chingo mucho y tengo muy mala leche. xDDD
Pero sí, estoy de acuerdo que el sexo es la solución. :D

Fénix: Ya sabes que soy una fangirl de esas que le tiran su sostén a sus ídolos políticos, fíjate tú que casi le saco un ojo a De la Vega en un brote de amor político.

Misaoshi: Están en el tema con el cambio de la formación del profesorado de secundaria (el CAP) a un máster. Ahora, que hasta ver los resultados de la nueva formación del profesorado tendremos que esperar unos 10 o 15 años. xDDD

Nimbusaeta: ¡Feliz año a ti también! :D
Está en proceso de cambio, pero en educación todos los procesos son leeeeeeentos.

Mr Blogger: Estoy totalmente de acuerdo. Por una parte vivimos en un país casi bipartidista porque los dos partidos políticos son tan dominantes que dejan a los otros sin voz ni voto en casi todos los asuntos.
Por otra, la puta manía de España de cambiar de sistema educativo como de bragas en vez de ponerse de acuerdo TODOS los partidos políticos y permitir cierta continuidad en el mismo.
Y, para acabar, he de decir que actualmente eres de derechas o de "izquierdas" y pongo izquierdas entre comillas porque está tan tirando al centro que si dan un paso más se pasan al otro bando. >_<

Demóstenes dijo...

No creo que sea un problema de ahora. La política se basa en unas pocas personas con ideas y labia para transmitir y convencer al resto de personas.

El pensamiento crítico y político es algo que se desarrolla con los años y no sale espontáneamente, y por muchos artículos periodísticos que te hagan leer o mucho Marx que te hagan estudiar en el instituto, no va a cambiar a menos que se ponga el propio interés. Yo pienso en mi "yo" del pasado, y me noto la falta de criterio propio, aunque en su momento pensara que ya tenía la mente bien amueblada.

El pensamiento político más correcto, es el de la desidia, por asco al sistema (en mallorca, sobre todo, increíblemente corrupto).

Xabier dijo...

Hola mujer trampa:
Mi nombre es Xabi. Soy vasco y tengo 31 años y me dedico a la enseñanza. Hace dos o tres años descubrí tu blog y me pareces una persona con criterio y con gusto aunque a veces no coincidamos.
Esta vez me he animado a escribirte porque en cierto modo aludes a mi profesión en este post. Quiero decirte que no es del todo cierto que la juventud no piense por sí mismo y que se adhiera a opiniones instauradas.Por la experiencia que he tenido hasta ahora con adolescentes, al menos en el paraiso humano y cultural en el que hoy vivo (Valle de Baztan, Navarra Norte)no es así. Los jovenes que yo conozco son personas con inquietudes y comprometidas.Es verdad que a veces nos comportamos como masillas o como una sola mente enjambre. No obstante,los disidentes silenciosos existen a pesar de que no aparezan en los medios o no necesiten erigirse en ejemplo a seguir.
En cuanto a lo del fundamentalismo religioso, ideológico , cultural etc estoy totalmente de acuerdo.Es preferible caer en el hybris o en el caos que permanecer bajo la protección de los dioses.

Jill dijo...

Demóstenes: El problema no viene de ahora, estoy totalmente de acuerdo. En ningún momento me he referido a la juventud actual, es más, este post viene por la forma de pensar y defender sus ideas de una persona de unos treinta años aproximadamente.

Hoy iría también por personas de edades más avanzadas.

No creo que existan pensamientos políticos erróneos. Cada uno debe defender sus intereses y valores, el problema está cuando apoya políticas que van totalmente en contra de ellos.

Xabier: Hola Xabier, encantada. ^^

Este post no iba referido exclusivamente a la juventud, es más, lo escribí tras una pequeña pataleta que me pegó al ver hablar sobre política a una persona de unos treinta años.

Estudio pedagogía y me preocupa muchísimo este tema. Se supone que con la aparición de la E.S.O. se debían fomentar capacidades como el espíritu crítico, no sé si ahora mismo se estará logrando pero cuando yo la hice hasta las clases de ética eran magistrales. ¿Debatir algún tema? Jamás, examen de diez preguntas con lo que opinaba el profesor, fuera lo que fuera.

Por otra parte tengo la impresión de que en Mallorca la población no suele comprometerse con nada. Para poner un ejemplo: el Plan Bolonia. Gente en contra pero poco dispuesta a implicarse, ausencia casi absoluta de los estudiantes de bachiller (se ve que no les importaba mucho)y de padres preocupados por la educación de sus hijos, universitarios a favor que no quiso hacer el esfuerzo de ir a votar el referéndum no vinculante que se organizó porque "no servía para nada" (se ve que opinar no vale la pena) y mucha gente a la que simplemente le daba igual el tema.
Sí, había gente que sí estaba metida en el ajo, pero en comparación al porcentaje de gente que debería haberse implicado (ya fuera a favor o en contra) no era nada.

No sé si es que yo soy muy crítica, pero tengo muchísimas esperanzas puestas en la educación de las nuevas generaciones. Dentro de un añito más o menos tendré información de primera mano (mi niño se hace profesor) sobre cómo están saliendo las cosas. Ahora, de aquí que se vea el impacto en la sociedad del cambio de ley, la nueva formación del profesorado, etc., pasarán por lo menos diez años.

Siento haberme enredado tanto. >_<