miércoles, febrero 23, 2011

Alert! Alert! Alert!

No es que sea asocial, es que tengo sentido arácnido y algunas personas lo sobreestimulan. A veces, incluso, he tenido que comprobar si lo que sonaba dentro de mi cabeza era mi instinto de autoconservación o la alarma del móvil. Es lo que tiene vivir al lado de un manicomio: desarrollas un sexto sentido.

Mi habilidad floreció el día en el que una mujer hostil estuvo persiguiéndome y preguntándome a gritos quién le había robado la camiseta. No sé si la camiseta era muy cara o la tara le venía de fábrica, pero pasé de averiguarlo. Corrí, bolsas de la compra en mano, mientras intentaba valorar si usar los actimels como proyectiles la detendrían o tan sólo aumentarían sus defensas (tampoco era cuestión de crear a una especie de T-1000 invulnerable a resfriados y procesos gripales).

A partir de entonces distingo a un demente potencialmente peligroso a dos leguas. Aprendí a ver rasgos, conductas y formas de interactuar que me lo indican, que me señalan cuando alguien acabará probándose mis intestinos como fular... para que luego digan que Lady Gaga no crea tendencia.

Para empezar, están aquellos que te clavan la mirada de forma ininterrumpida e injustificada (ya que si tuvieras un mono cagándote en la cara lo entendería). Notas que te observan, les miras y ellos pueden disimular o seguir con insistencia. En el segundo caso puedes sostenerles la mirada hasta que les bizquea un ojo y te apuñalan repetidas veces. Los cortes duelen, pero lo del ojo es muy divertido.

Suelo evitar el contacto con estas personas por dos razones:
  1. Estoy convencida de que la única causa que puede impulsarte a observar tan fijamente a alguien es que estés planeando matarla y violarla con una botella rota. Independientemente del orden: tengo gustos mucho más refinados.
  2. Por el bien de su integridad física. Me desquicia que me hagan eso y la tarada peligrosa puedo pasar a ser yo.
Otro tipo de sujetos que activan mi estado de alarma son los que se masturban compulsivamente frente al espejo. No es que tenga nada en contra de los excesos de autoestima (envidia más bien), pero como no soy capaz de diferenciar entre tener un amor propio exagerado y un delirio megalomaniaco prefiero no relacionarme con gente que no es capaz de admitir que tiene al menos un defecto. Tampoco pido tanto, ¿verdad? Siguiendo esta premisa creo que todos podréis comprender por qué Mary Poppins siempre me ha dado miedo:



Finalmente están los que se refieren a si mismos en tercera persona. Estos no es que me den mala espina, es que me acojonan viva. Lo curioso es que bastantes personas tienden a hablar así cuando están enfadados... ¿Es que quieren intimidar dando a entender que tienen un desorden grave de personalidad? ¿Acaso están preparándose para alegar locura transitoria en el juicio? ¿Es que hay más personas dentro? ¿Serán enanos de circo?

Pd.: He omitido a las personas que hablan solas porque muchas veces he salido corriendo cuando sólo estaban utilizando un manos libres con auriculares.

Pd2.: Esto es un preludio.

19 comentarios:

Anne dijo...

¿Cómo será vivir dentro de una de esas cabezas de tarado? ¿Abrimos una a ver qué hay dentro? :D

Nah, ahora en serio xD ¿Vives al lado de un manicomio? Normal que hayas decidido desarrollar un sentido arácnido, era totalmente necesario xD

Jill dijo...

Anne: Palma es un poco extraña... mi barrio es un buen barrio (no vivo en el Bronx, vamos), está próximo al centro de la ciudad... pero a la vez tengo al lado un campo de fútbol abandonado, un manicomio, un dispensatorio y un cementerio. ¡Fiesta! xD

Palma es tan pequeñaja que quieras o no lo tienes todo al lado... Y los sábados por la mañana dejan pasear a los internos a sus anchas.

Kurai dijo...

Un manicomio al lado =D!!!(si, se que he estado en tu casa pero no me fijé en la zona)
Qué envidia... siempre he querido hablar con alguien loco, pero supngo que acabaría cagada de miedo =/, soy muy pava...


brururrlurlrurrr


<.<



>.>

Andreu Romero dijo...

Humm, campo de fútbol, cementerio, loquería... sé dónde vives, a tiro de autobús de donde vivo yo, muhuhuhuhuh... *relamiéndose con lengua bífida*.
Es broma, ¿eh? XD
A mí no me dan miedo los internos, al menos no tanto como los "externos", ya sabes, esa gente tan loca, sonada, surreal, que puedes cruzarte por Palma cualquier día de la semana (los lunes son especialmente peligrosos). Hay que ir armado en los mercawoman para hacer frente a las ancianas homicidas de la cola de caja, y los domingos por la noche en el ocimacs, donde la mongada abunda y devuelve, por ejemplo, las palomitas dulces porque son todas del mismo color (y eso lo han visto mis ojos O.O).

H@n dijo...

Pues yo los coleccionaría!
he dicho

Ironic Woman dijo...

Me encanta la zona donde vives...tiene que dar para escribir buenas novelas de terror.

Temas manicomio aparte, ya escrbí una entrada sobre lo que pienso sobre los enfermos mentales (soy enfermera) pero que decir que hay tantiiiisima gente que debería estar dentro de uno y no lo esta. Por no decir que mi lado nazi encerraría a más de uno y tiraría la llave.

En fin, Barcelona es una ciudad grande llena de gente freak y no hace falta vivir al lado de un manicomio para sentirse identificada con tu situacion. Saludos!!

Jill dijo...

Kurai: era de noche, así que es normal. xD

Hablar con un loco no está mal, depende del loco. Hay dementes que están más cuerdos que la gente normal y hay otros que no están donde están (serán los medicamentos).

Los sábados por la mañana los dejan salir a pasear y hay un grupito que se llevan a tomar algo a los bares de la zona. A este grupito los podrás diferenciar porque van muy, muy, medicados.

Andreu: Jo, ahora sabes dónde vivo y yo no tengo ningún tipo de iformación sobre tí. Seguro que me he cruzado más de una vez contigo por Palma y ni me he dado cuenta. Quizás y todo nos conozcamos en persona y no lo sepamos. xD

Ufff, tienes toda la razón. Más de una vez volviendo de marcha nos hemos encontrado con gente realmente desquiciada. Worm, inclusive, se encontró una vez al volver de la marcha a un hombre que paseaba al perro con un cuchillo en mano. xDDDDD

H@n: La próxima vez que vuelvas te dejo llevarte un par, para empezar la colección y todo eso. xD

Ironic Woman: Como mola Barna, en serio. Amo a esa ciudad (locos incluídos).
No te recomiendo trabajar como enfermera en un manicomio a menos que te guste mucho. Una amiga de mi madre tiene la suerte de desempeñar esa labor y se ha llevado más de un susto y trauma. :_D

Misaoshi dijo...

Pues te digo una cosa:

A Misaoshi no le hacen gracia tampoco las personas que hablan en tercera persona. Le parece una falta grave de comportamiento y una sobreexposición de autoestima.

Y a Misaoshi también le parece gracioso lo del ojo; peeeeeeeeeero, teme desmayarse tras los navajazos jajajajajajajajajaja

Jill y Misaoshi son amigas y se quieren y... se van a ver pronto... Misaoshi quiere a Jiiiilll Misaoshi quiero a Jiiiiillllllllll

Misaoshi dijo...

"Quiere", perdón... que a Misaoshi le sale a veces el YO y la primera persona xD

(me está costando eh? odio de verdad a los que hablan en 3ª persona xDDD)

Malkev Malkavian dijo...

Pues yo solo añadiré... que tengo un espejo detrás del PC... U.U

Ya puedes odiarme. xD

Sir Arthur dijo...

QUe lote de reir me he dado XD, en serio, me ha hehco mucha gracias sas descripciones.

Jill dijo...

Misaoshi: no hables de estas cosas que en breve te ves con Jill y la acojonas. Pobrecita, que bastante ya tiene con la gente que camina por su barrio...

Malkev: Paso de preguntarte para qué utilizas ese espejo... es obvio si está justo detrás del ordenador.:_D

Sir Arthur: la verdad es que he tardado un huevo en escribir el post y al final no ha sido como me esperaba... me he esforzado por ser graciosa, pero tras tantos años siendo una borde me cuesta ser chistosa. Intentaré entrenarme y darle un matiz cómico al blog, a ver si hay suerte. :D

Malkev Malkavian dijo...

Es por como esta colocada mi habitación, no tiene ninguna utilidad en realidad, pero si miro por encima del monitor, me veo. xD

Speedygirl dijo...

jajaja, veo que tienes tu sentido arácnido super desarrollado... pero un consejo, no le tires los actimeles, lo último que necesitas es fortalecer sus defensas! XDDDDDD

Déägol dijo...

Con lo divertido que es cruzarte con esos pequeños maníacos...

Jill dijo...

Malkavian: Hombre, yo utilidad sí que la veo... pero puede que tenga la mente mucho más sucia que tú. xDDDD

Speedygirl: Por eso mismo al final no lo hice. No es recomendable hacer inmune a alguien que te persigue para agredirte. xDDD

Déägol: Hay pequeños y grandes maniacos, depende del día y de lo generosos que estén en el manicomio para dejarles ir de paseo... Pero sí, a veces puede resultar muy divertido. xD

El Zorrocloco dijo...

Mientras intentaba valorar si usar los actimels como proyectiles la detendrían o tan sólo aumentarían sus defensas. Me mataste completamente con esta frase, igual que con la de los masturbadores XDDDD

Jo, pues yo hablo solo un montón, seguro que te zumbó el sentido arácnido. Ah, y mi madre, como auxiliar de clínica que es, ha trabajado en los dos manicomios de aquí. Estuve una vez en uno y ¡nunca más! No sólo porque sea un manicomio, sino porque era el edificio más tétrico EVER. Entrabas y se te quitaban las ganas de vivir, como en el Pantano de la Tristeza de la Historia Interminable xDDD

Liet-Kynes dijo...

Jill te endivio (si, del verbo endiviar, o lo que es lo mismo, desear la endivia de otro). Yo no tengo sentido aracnido, sino mas bien todo lo contrario. Cuando me doy cuenta resulta que estoy en medio de vietnam, sin saber como. Además, hago eso que acabas de comentar, miro a la gente. Pero mejor voy a explicarme.

No miro a la gente... simplemente estoy embebido en mis pensamientos y miro a alguien, como podria estar mirando un florero. Basicamente ni me doy cuenta, y no suelo ser consciente de que estoy mirando a una persona >_<

Esto, combinado con mi, vamos a llamarlo "sentido absurdo" me acarrea problemas. Ejemplo: quedarse mirando a un skinhead en el metro, mientras pienso que la baraja que de magic que tengo no rinde como deberia. Consecuencias: El señor skin me pregunta "que cojones miras?" y yo no se si decirle que realmente nada, o preguntarle directamenteporque mi baraja de magic no mola tanto como esperaba...

Creo que he sobrevivido hasta hoy de puro milagro >_<

Jill dijo...

Zorro: Nah, no llegaste a activarme el sentido arácnido... debes er uno de esos locuelos entrañables a los que todo el mundo aprecia gracias a su puntillo de locura (como John Malcovich en Rec xD).

Los manicomios tienen que ser tétricos, es para poder hacer luego pelis de terror en ellos. xD Como House on hauted hill. :3

Liet: No tienes sentido arácnido, pero tienes la suerte pegada al trasero. xDDD
Soy de las que se fijan mucho hacia dónde pierden la mirada, no sea que alguien se siente ofendido o demasiado halagado. xD
En estos casos aconsejo siempre gafas de sol. :3