martes, noviembre 06, 2007

Mordiscos en la lengua

A veces me planteo aprender a morderme la lengua a tiempo. Desde que se me ocurrió la genialidad de preguntarle a Jordi cómo mejorar el blog no puedo dormir. Con sus aires de gurú articuló unas sabias palabras que se marcaron a fuego en la dulce gelatina de mi cerebro: "debes hacer un blog personal". Palabras alejadas de lo trascendental que nunca podré olvidar.

Hay preguntas que no han de hacerse porque sus respuestas no deben ser oídas. Estas preguntas son del calibre del absurdo de "¿Por dónde les entra el agua a los cocos?" o "¿Se preguntó Rajoy los conocimientos de su primo antes de abrir la boca?". Cuestiones cuyas respuestas nos arrastran inevitablemente a otro mar eterno de incertidumbre y de dudas.

¿Acaso no es esto un blog personal? Me pregunto con el alma encogida de curiosidad.

Según mi maestro bitacorero se perfila pero no completamente. Debo seguir unas directrices básicas:

-Hablar de mí: sobre gustos y aficiones. Este primer consejo ha desembocado en un intenso debate interno. ¿No es lo que llevo haciendo todo este tiempo? Si hablo de cómic, cine, literatura, música y fricadas varias no es por sadomasoquismo (aunque admito que también tiene su gracia): son cosas que me gustan. ¿Acaso no era evidente?

-Poner fotos. Al principio este punto no me hizo mucha gracia. Por tonto que parezca sentía que era cómo desnudarme ante muchas personas desconocidas.

Es mucho más fácil hablar cuando no se tiene cara.


Al final solo necesité pintarrajearme la cara como un muerto viviente para convencerme de que si resultaba poco agradable a la vista sería por voluntad propia.

-Utilizar los nombres de las personas de las que hablo. Personalmente esto lo veo una gran tontería. ¿Qué le importa al lector cómo se llama Joan, Andreu o Krysthel? Lo importante son los hechos, no las identidades.

Se ve que el lector se siente así más cercano al autor del blog. Se da un aspecto más íntimo. Lo intentaré a ver que tal.


Y me temo que hay aún bastantes más puntos para tener un blog enteramente personal y mejorar lo presente.

A parte de empezar a hablar de cosas interesantes o de crear verdadero contenido: ¿Qué aconsejaríais vosotros?

6 comentarios:

sirAndreu dijo...

a mi me gusta tu blog tal y como está. Es entretenido y a veces interesante. Por mi no lo cambiaba.

El hombre de los caramelos dijo...

Diox, la foto de este post es tan agradable como ver una operación de fimosis...

Yo, experiencia personal, recomiendo no poner nombres: El que se de por aludido será por algo, y allá él con su onanismo.

Por lo demás, a mí me parece un blog bastante interesante.

s18d9 dijo...

Pues... yo no sé muy bien qué se debe hacer para que un blog sea más personal (a parte del aspecto visual personalizado), pero...
- Hablar de ti: tienes razón en que lo que vas escribiendo ya dice mucho de ti y de tus gustos y aficiones, pero lo hace de una manera vaga, sin ahondar en tu persona y en tu día a día.
- Poner fotos: no lo encuentro estrictamente necesario, pero seguro resulta más útil que contar con un blog y un fotolog.
- Utilizar los nombres d las personas de las que hablas: no es mala idea personalizar un poco más, a veces, las situaciones. Si no tienes nada que ocultar ni crees (o poco t importa) que nadie pueda darse por aludido es una buena manera de acercarse al lector y facilitar, en cierto modo, la comprensión. De todos modos, bien sabes tú que cualquiera puede malinterpretar lo que escribas y sentirse más claramente identificaco si das nombres...
Bueno, después de escribirte ste rollo espero que al menos t sirva de algo.
Por TU blog más personal xD Bsos bombón

Nacho MG dijo...

Yo llevo algo más de dos años con el blog y hace poco que llegué a una conclusión: lo único que tienes que hacer para tener un buen blog es actualizarlo con relativa frecuencia. Todo lo demás llega solo y cualquier "regla" o "consejo" para aumentar la "calidad" del blog es una gilipollez de proporciones cósmicas que va en contra del concepto por el cual fueron creadas las bitácoras.
Un blog es un diario personal donde tu pones absolutamente todas las normas. Digamos que tu eres dios, y lo único de lo que deberías preocuparte es de que te siga gustando y sigas teniendo ganas de postear. Si esto falla es cuando llega la desmotivación, y entonces empieza a bajar el ritmo de posteo.
En fin. Tu blog es tu blog: ni bueno ni malo, es tu espacio: a unos les gustará y a otros les disgustará; unos pensarán que está bien tal y como lo tienes y otros creeran que deberías hacer algún cambio, pero... ¿Tu que creees? Eso es lo que debes preguntarte, porque en el momento en el que escribas en función de los gustos de los demás, tu blog perderá su sinceridad y su razón de ser.
En cuanto a otros blogs que tratan temas exclusivos (como los blogs de cómic, o los de cine por ejemplo), mantienen un diseño y estructura de blog, pero en esencia son webs temáticas de opinión personal.
Así es como lo veo yo. ;)

FOXXXXXXXXX

boxingirl dijo...

Leyendo tu post me viene a la cabeza algo que leí hace poco en el blog El sentido de la vida. El autor decía que, si bien empezó contando cosas propias, no se mojaba demasiado. Pero poco a poco ganando la libertad de escribir exactamente lo que le saliera de las narices. Casi mejor que lo leas directamente en su blog, cre que en el post titulado Montar en globo.

Tu blog está muy bien, se transformará al mismo tiempo que tú, se estancará, volverá a arrancar, en fin, como la vida misma. Gracias.

Jill Bioskop dijo...

Graciaaaas. Todos vuestros ánimos me animan mucho.

No sé, últimamente tengo la impresión que esto se me ha "corrompido" un poco. Veremos (tal y como dice boxingirl) cómo evoluciona la cosa.

Un besito a cada uno :)