viernes, mayo 16, 2008

Aprendiendo a mentir

Ya es costumbre utilizar los "recreos universitarios" para jugar a diferentes juegos de cartas y pasar así las horas muertas de alguna clase y de entre clase y clase.

Primero fue el Jungle Speed, esa prueba de velocidad de reflejos que nos hizo perder más de un dedo y recibir algún que otro golpe de palo en la cabeza.

Después fue ¡Sí, Señor Oscuro!, un juego de inventar excusas para explicarle a un rey esqueleto el por qué no habíamos cumplido con sus órdenes.

Pasamos por el Munchkin, rol en cartas, para acabar viciadísimos a las Magic y apuntarnos a cada maldito torneo que se organizase en esta islita.

Hoy en día jugamos a los capitalistas y comunistas: un juego divertido que causa afonías y nos hace acusarnos unos a otros en búsqueda de los que tienen las cartas rojas (los comunistas).

El juego es simple y se puede jugar tantos como se desee.

Con una baraja de póquer se hacen dos grupos: los negros y los rojos. Los negros han de ser bastante superiores en número, la proporción ideal sería que para cada seis negros hubiera dos rojos dispuestos a crear la confusión y el caos.

Se reparten las cartas boca abajo y cada persona mira la suya. Los negros son de un equipo y los rojos de otro.

Todos se tapan los ojos y cuentan en alto hasta diez. Cuando se llega a cinco los rojos se destapan y se miran. Así los comunistas se pueden compinchar para que los capitalistas se vayan acusando entre ellos y así salir victoriosos. Lógicamente los capitalistas no saben quienes son sus compañeros, ni quienes son sus contrincantes.

Al contar diez todos se destapan los ojos y comienza el juego. El objetivo: descubrir a los comunistas antes de que se hayan eliminado a los suficientes capitalistas para estar igualados en número.

Para ello se van realizando las acusaciones. A cada acusación se realiza una votación, si hay mayoría la persona acusada destapa su carta: esa persona puede seguir hablando y acusando pero ya no puede votar.

Lo divertido de este juego es ver cómo miente la gente. Por ejemplo, Sir Andreu es tan buena persona que tiene una incapacidad natural para mentir. Las dos primeras partidas fue comunista y, al ver la carta, se ponía morado. Si le preguntabas de qué color era, su incapacidad para mentir le delataba al instante. Por desgracia, al cabo de un par de partidas aprendió a mentir como un bellaco. Pasó de una sonrisa nerviosa y un rostro rojo fuego a una sonrisita imperturbable y una cara de póker que confundió a todos los jugadores partida tras partida.

De algunos juegos de cartas se aprenden muchas cosas... aunque las lecciones no sean políticamente correctas.


.

16 comentarios:

Silvia dijo...

Dios míos, vaya nombres!!!!

Yo jugué horas y horas en el bar de l uib, pero dónde están: el mentiroso, el hijoputa, el burro, el comemierda, .....

Me he hecho mayor, buaaaaaaaaaa :'(

Silvia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cirus dijo...

Muy wenos todos esos juegos. Al de comunistas y capitalistas siempre juego en las grandes comidas y suelo tomar el papel de lider de los comunistas (aunque me haya tocado capitalista) hasta que me hacen un motin y me matan...
En la misma tienda en la que encuentras Si, señor oscuro y el munchkin tambien encontrarás el MAGBLAST, un divertido juego de naves espaciales y cuyo objetivo es destruir las flotas de tus amigos con la particularidad de que cada vez que realizas un disparo tienes q emitir un sonido! "pium pium" "bzzzzz" "kaboooom!"
Wenos dias
^^

Misaoshi dijo...

pues si que se aprenden rápido algunas cosas xD

Borja "Carcayú" Prieto Coscollá dijo...

El Jungle Speed es un juego perfecto para ir a tediosas jornadas de manga con los colegas; el Munchkin, sencillamente brutal y genial; pero el Magic nunca me gustó. Creo que se debe a que nunca entendí sus reglas... ^^U
Y respecto al nuevo juego... ¿Desde cuando "polis y cacos" se ha convertido en algo tan político? xD

Alfrodo dijo...

Aaaah, no hay nada como un Bang para disparar a los mentirosetes XDXDXD.
Gran juego de cartas.

El Zorrocloco dijo...

Vale, quiero el Munchkin. YA.

(Pateleta aumentando... aumentando...)

Zeodryen dijo...

A ver, este juego puede estar muy bien, sí sí, a ver si un día me paso por la UIB y jugamos un ratico.

¿tot bé? espero que sí.

Dew guapa, besos!, ;D

Anne dijo...

Silvia, el come-mierda es también conocido como 'Culo'?? He jugado a ese juego durante muchos muchos veranos. Qué recuerdos xD

Ese y el hijoputa son mis favoritos xDD

Anne dijo...

(Yo quiero jugar a los capitalistas y comunistas, tiene que ser las risas xD)

Andreu Romero dijo...

Mientras los universitarios mallorquines no se vicien a jugar al Teto, estaré tranquilo... :p (Nota: es broma).

Neutrino dijo...

Solo me suena el Magic... bueno tambien el teto.

Jill dijo...

Silvia: No te has hecho mayor, es que los juegos son un tanto raros y difíciles de encontrar. xD

Aún se sigue jugando al mentiroso e hijoputa...

El burro y el comemierda no los conozco. xDDD

Ciruos: xDDD

Tendremos que ir a buscar el MAGBLAST, suena bastante divertido. Sobretodo para jugar en sitios públicos. xD

Misaoshi: ¡Me mintió mirándome a los ojos! Hemos perdido a Andreu. :_(

Carcayú: Supongo que está inspirado en "La caza de brujas" de EEUU. Pobre Chaplin. :_(

Alfrodo: ¿Bang? Tendré que buscar de qué va ese, no lo conozco. >_<

Zorrocloco: ¡Muajajajaja! Es bastante difícil de encontrar, pero es taaaaaaaaaan divertido. >_<

Zeodryen: Deberías pasarte más por allí, si no nunca te podré invitar a una cervecita. :3

¿Tienta? ¿Tienta?

Anne: ¿Comemierda? ¿Culo? Que juegos tan mal sonantes. xD

Andreu Romero: Uy... ¿Y eso qué es? xDDDD

(es broma también)

Tranquilo, si alguien juega a eso no lo hace en público. xD

Neutrino: Es que el resto son juegos raros. xD

Alfrodo dijo...

http://www.boardgamegeek.com/game/3955
No hay más que decir XDXDXDXD.Salvo que es bastante adictivo.

Ning1 dijo...

El juego al que juegas es muy parecido al Lobo, por otro lado sólo un par de consejillos...

Por 10 eurillos de nada (recuerda el alquiler de Frankenfish...), podrías hacerte con alguno de estos juegos:

Bang! Ambientado en el lejano Oeste, hay dos bandos: forajidos y los del Sherif, que tienen que ir matándose. el problema es que los roles son secretos, así que hay que adivinar quién está en tu bando y quién no...

Bohnanza: Hay que plantar judiar, tienes que conseguir que los otros juadores te cambien las suyas por otras que tengas tú y no te valgan. Así de simple, pero divertidísmo.

Saboteur: Algunos jugadores son mineros y otros saboteadores, los primeros tienen que lograr excavar un túnel para llegar al oro, los saboteadores tienen que ir boicoteándoselo. De nuevo los roles son secretos, así que hay que sabotear con cuidado y que no se note...

¡¡Búscalos y ya me contarás!!

Ning1 dijo...

P No, no me llevo comisión, sólo que me he reido mucho jugándolos...