miércoles, octubre 22, 2008

Recuerdos de un cielo estrellado

Mi amado profesor de filosofía comentó ayer lo perjudicial que es la contaminación lumínica para la curiosidad humana, pues los primeros filósofos nacieron tras mirar a las estrellas y enamorarse del cosmos. De ahí surgió la aún intrigante pregunta de cómo se originó todo.

Este pequeño paréntesis de su explicación me hizo recordar la primera vez que vi realmente las estrellas, porque los astros que se ven en una ciudad no tienen nada que ver con lo que se ve en un lugar privado totalmente de luz.

Cuando tenía doce años acompañé una noche a mi padre a Costitx, un centro observatorio astronómico, porque estaba haciendo un cursillo de astronomía. Cuando salí del coche y alcé la vista me quedé sin palabras, totalmente alucinada ante aquel cúmulo de estrellas que se esparcía por el cielo. Una bóveda celeste repleta de millones de astros y, cruzándola, un camino de infinitas estrellas.

Ese camino estrellado no era ni más ni menos que la Vía Láctea, nuestra propia galaxia.

Gracias a aquel día me apunté a la optativa de astronomía más adelante, me apasionó el cielo, la mitología (dadas las constelaciones cuya historia nacieron en la antigua Grecia) y, por proximidad, la filosofía.

Con ese fugaz recuerdo comprendí que mi profesor tenía razón, que no hay mayor forma de incentivar la curiosidad del hombre que el hacerle mirar al cielo.

Definitivamente: si queréis sentiros del tamaño de un átomo, id a un observatorio y alzad la vista. Somos diminutos.

14 comentarios:

turistaentupelo dijo...

Comprender que somos diminutos es un gran paso para ser felices.

FrIkI dijo...

Una de las cosas que más me entristecede estar en Barcelona, a parte de estar lejos de ti (claro), es no ver jamás ni una sola estrella. El cielo tiene un color grisaceo-azulado.

PD: Costitx no es un observatorio, es el pueblo de la queridísima Maria Antonia Munar. Pero, sí, hay un observatorio ^_^

Ese dijo...

Leí hace unas semanas en Microsiervos una entrada muy interesante que comentaba que si no podemos ver las galaxias a simple vista por la noche no es porque no las podamos ver debido a su tamaño, sino porque la luz que emiten no nos llega con la suficiente intensidad.

http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/tamano-aparente-galaxias.html

Carcayú dijo...

A mí todas esas cuestiones metafísicas me dejan frío, tengo suficiente con mis propios problemas en mi presente inmediato y mi futuro próximo como para ponerme a calcular los insignificante.
Ya sé que soy insignificante, ¿y qué? Soy feliz siendo insignificante, si eres insignificante nadie se meterá contigo porque ni siquiera te verá, no le pido mucho más a la vida, yo de mayor quiero ser como El Nota, lo tengo clarísimo.
De todos modos, siempre habrá algo mayor que las estrellas, y no, éste no es una cuestión que dejaré sin resolver para dármelas de filósofo, te diré exactamente qué es mayor que las estrellas:
Bruce Willis.
He dicho.

Misaoshi dijo...

... yo fui con el colegio al observatorio de Costitx y como se metían conmigo la unica estrellada fui yo contra el suelo ese día... pero mejor no lo quiero recordar xDDD

Pero en Inca, en mi casita de campo, subida al tejado con mis hermanos pequeños nos quedábamos a dormir en verano en colchones viejos mirando las estrellas y, sí, como en las películas xDDD los 3 hermanos gilipolleando contándonos el día o jugando a las palabras mirando las estrellas...

Me trae buenos recuerdos y mucha paz y tranquilidad, pero no me ha llegado a más xD, desgraciadamente.

En Madrid solo veo el círculo ese de contaminación que no deja ver ni las montañas...

Té Rojo dijo...

Pues claro, eso lo explica todo!

dijo...

Jolines, yo también fuí con el colegio al observatorio, y ufff.. qué paz, y qué tranquilidad...
Todos nos quedamos embobados mirando las estrellas...

Andreu Romero dijo...

Somos diminutos, desde luego. Por esos pensamientos Lovecraft enloqueció. ¿Y si, sumada a esa insignificancia, apareciese toda una jauría de dioses estelares dispuestos a poner a toda la humanidad mirando pa Albacete? Piensa, piensa... No sólo de un plano vive el Universo...
¿Y eso del Dios Pollo? El Coronel Sanders sería su Anticristo. Nunca pensamos en los millares y millares de pollos que mueren cada día para las hamburguesas de millones de urbanitos gordacos y ansiosos. Matemáticamente no pueden existir tantos pollos. ¿Alguien duda aún de que la clonación anda ya entre nosotros?

Gacela dijo...

Yo todavía recuerdo las noches en un pueblo de Ávila con el chico con el que salía entonces, los dos mirando el cielo y él senyalándome constelaciones y contándome historias mitológicas... :)

Gracias por desempolvar el recuerdo. Y me encanta la cabecera de tu blog!

Jill dijo...

Turista en tu pelo: Porque ningún problema puede ser tan grande para aplastarnos totalmente.

Friki: Ahm... entonces... ¡Quememos Costitx! XD

No recuerdo el cielo de Barcelona, pero al menos la ciudad es preciosa. ¿Te has pasado por el zoo? Los osos bailan para que les tires comida. O.o

Ese: El problema de las ciudades es que nuestras pupilas están dilatadas en función de la luz que hay a nuestro alrededor y, por su dilatación, no captan las luces más tenues (como son las estrellas). La única luz que no influye en la dilatación de las retinas es la roja, así que si quieres ir a ver estrellas a un monte oscuro: luz roja y tira pa' delante. xD

Un artículo muy interesante. >_<

Carcayú: No te digo que te des cuenta de tu insignificancia para preocuparte por el mundo, si no para relajarte. Es muy bonito, en serio, y las preguntas no te las haces si tienes otras cosas más importantes en las que pensar. ó__ò

Todos sabemos que Bruce Willis creó el universo y que las estrellas tan sólo son las gotas de sudor de su frente. <3

Amemos, adoremos a tito Bruce.

Misaoshi: En Palma seguimos teniendo nuestra pequeña campana de contaminación, pero me temo que no es equiparable a lo que te puedas encontrar en Madrid. :/

Jo, envidio esas infancias chachis que podrían formar parte de los libros de Los Cinco. xD

Té rojo: Sí, esa es una de las causas por las que soy así. -___-u

Mó: Da hasta vértigo.

Ahora me acabo de acordar de la primera vez que ví una estrella fugaz. Estaba en casa de mis abuelos y flipé. xDD

Andreu: Querido, todo ser está hecho en base al pollo primigenio. Intentaré explicarlo extendidamente en un post o algo, que si empiezo en comentario escribo la biblia del pollo.

Respecto a los Dioses del sr. Lovecraft... Tsk, no los temo... El día que un calamar intente engullir a la humanidad llamaremos a un ejército de cocineros gallegos para que acaben con él.

¡El ejército de los gallegos! Todo ser marítimo temblará a su paso.

Gacela: Debía ser muy romántica una situación así. :O

Yo también quiero que alguien me cuente historias mitológicas a la luz de las estrellas (solo con decirlo me muero de amor >_<).

Gracias, está sacado de un dibujo de un ilustrador francés (creo que era francés :S). Algún día la ilustraré yo. ^^

Mr Blogger dijo...

El cielo... otro gallo nos cantaría si miráramos más a menudo al cielo.

Bolzano dijo...

Que razón tienes cuando dices que los de ciudad no conocen el cielo.
Es un privilegio ser de pueblo y poder mirar al cielo e imaginar.
Yo unos de los cielos más bonitos que he visto son los del Camino de Santiago cuando comienzas a caminar en pos de una nueva experiencia.

Misaoshi dijo...

Ostias he leido tus respuestas xDD coño a mi los osos de Barna solo me dormían! y el que creó el Universo no fué Chuck Norris??

(yo tmbién tuve la fiebre Bruce Willis pero reapareció de las cenizas Jonnhy Depp xD)

Ese dijo...

¿Hay alguien en casa?