sábado, febrero 05, 2011

El rencor, Chopin y la amante que vestía como un hombre

Me encanta Valldemossa. Es, sin duda, uno de los pueblos más bonitos de Mallorca. También de los más turísticos y caros, pero eso apenas hace menguar su belleza. Siempre que viene algún amigo de visita lo llevamos para que deguste las cocas de patata y vea un poquito el pueblo.

Una de las historias que me gustan de Valldemosa es la de la visita de Chopin. El compositor vino a ese pequeño pueblo acompañado por su amante: una mujer que se hacía pasar por hombre. Un detalle curioso que le da cierto interés a la historia.

No sé cuándo ocurrió exactamente, pero en una de esas visitas de un amigo a la isla, fuimos a visitar el pueblo y conté tan singular historia. Una tercera persona que venía con nosotros (no logro estar segura de quién) dijo que aquello era mentira. No sé cómo lo dijo exactamente, pero me sentó como una patada en la boca. Dudé de mis fuentes, dudé de mi misma y dije que aquello era lo que yo tenía entendido, pero que bien podría ser una leyenda urbana o algo así.

Hoy me he acordado de la historia y la he buscado para comprobar su vericidad. Al fin la persona que me corrigió con poco tacto es corregida con el tacto equivalente. Ya sé quién fue la extraña amante de Chopin que estuvo con él en la Cartuja de Valldemossa: fue George Sand.



George Sand, pseudónimo de Amandine Aurore Lucile Dupin, era una escritora francesa que acostumbraba a vestir con ropas masculinas para poder acceder a lugares a los que no podría como mujer. Famosa por su conducta sexual libertina (de azotar y ser azotada), fue amante de Chopin y sí: estuvo con él en Valldemossa. Hasta escribió un libro sobre su estancia en la isla llamado Un invierno en Mallorca (1842).

¡Ja!



Y sí, en el fondo soy una rencorosa.

Fuentes:
Wikipedia
Biografías y vidas

9 comentarios:

Fènix dijo...

Recuerdo un documental en el que hablaban de Valldemossa y al mostrar la casa de Chopin decian: "Aquí vivío el compositor con su compañero Jorge Sand". Mi madre y yo nos partimos de la risa.

Déägol dijo...

Un zas! en toda regla xD Toca mucho las narices cuando te contradicen y sabes que tienes razón.

Misaoshi dijo...

Cuando Han y yo estuvimos allí no recuerdo que nos lo contaras. O a lo mejor se lo contaste a ella mientras yo fotografiaba los gatos xD. De todas formas: gracias por la clase de historia, chica nada rencorosa.

Eso sí, de Valledmossa no sólo las cocas de patata son dignas de comer... ¡¡¡comí la mejor coca de trampó del Mundo!!!
Pensé que nada podría superar las de mi vecina de Inca... pero quería correrme de placer a cada bocado. Qué sensación. No quería que terminara.


PD: la Sand esta, me habría gustado conocerla (...), eso de los azotes ha llamado mi atención XD

Andreu Romero dijo...

No puede haber existido persona más mala que la tiparraca esa. ¿Habéis leido "Un invierno en Mallorca"? La asquerosa se caga en la isla de todas las maneras posibles. Y encima aquí no se le hacen más que días conmemorativos, obras de teatro y anuncios por la calle, sin olvidar su eterna presencia en el día del llibre. Ojalá esté ardiendo en el infierno. Menos mal que Chopin fue listo el pobre, y rompió con ese bicho.

Sir Arthur dijo...

de lo que deducimos que a chopin le gusta azotar shemanles...muy bien

paurullan dijo...

Si és que Mallorca és fantàstica, sols llàstima dels mallorquins ;)

Anne dijo...

George Sand mola y "quienfuera" ¡no tenía ni idea! Me ha gustado la historia :)

Kurai dijo...

El rencor es necesario!!

Gracias por la historia, no lo sabía =)

Sar@! dijo...

Ey, no tenía yo idea de esto. Interesante la historia, ¿eh? Y no sabía yo que a Chopin le fuesen esos rollo sadomasos xDD con lo triste que parece el hombre.... fíjate tú!
Saludos!