sábado, febrero 14, 2009

The London experience by worm

Esta cronica la escribio mi amado el primer dia de viaje, aqui la transcribo para que disfruteis un ratito.

En Londres todo se hace al revés. Se conduce por la izquierda, se pesa con onzas y se paga con libras.

Antes de salir para Londres no sabíamos como íbamos a llegar hasta el """""hotel""""" (valga el quintuple encomillado, ya lo explicaré más adelante). Al aterrizar habíamos decidido que tomaríamos un tren hasta Liverpool Street. Tras un rato de discutirlo y comprobar que el aeropuerto al que habíamos llegado era el mismo del que saldríamos (ni eso sabíamos) decidimos comprar un billete de tren de ida y vuelta. Tras bastante enredo, nos íbamos ya satisfechos hasta la estación de tren cuando caímos que no sabíamos dónde estaba.

- Excuse me. Where is the train?
- There is no train.

Tan particulares son los ingleses que algo tan universal como el humor tampoco vale en su país. Se rigen por su propio humor, el humor inglés. Contentos y orgullosos como son de todo lo que tienen hacen un alarde constante también de su humor como ya veremos más adelante.

Así púes una vez descubierta la ubicación de la estación de tren, nos disponíamos a bajar hasta la estación de tren por las escaleras mecánicas.

Un tema fascinante en este mundo es el de las escaleras mecánicas y las leyes no escritas que las gobiernan. Para una persona para-social, por así llamarlo, fue todo un descubrimiento el saber que uno debía ponerse en el lado derecho de las escaleras si no iba a moverse y, de este modo, el izquierdo quedaba reservado para los que disfrutaban del stepping. Pues bien, ¿cómo sería esto en Londres? ¿Lo harían también por la izquierda?. Por si acaso, en las primeras escaleras mecánicas que nos encontramos nos pusimos bien en medio para evitar equivocarnos del todo.

Más tarde descubrimos que el lado correcto para el que no camina es también el derecho. Pero no siempre las escaleras mecánicas que van en el sentido que necesitas son las de la derecha. Tan aficionados son a hacer las cosas mal que ni siquiera saben hacer bien las cosas mal, irónicamente estúpido.

Retomando el guión de la historia, conseguimos llegar hasta el hotel atravesando charcos inmensos que se confundían con lagos con el tren. Quizás lo de "There is no train" tuviese algo que ver con la similitud del tren con una góndola. Quién sabe, el humor inglés es incomprensible e impredecible.

Llegados al hotel tres horas después de la llegada al aeropuerto, decidimos salir lo más pronto posible a dar una vuelta por los alrededores. En parte empujados por la emoción de estar en Londres e irremediablemente por no estar dentro de ese antro de mala muerte. Estando todos de acuerdo con querer ir al baño antes de salir sucedió la siguiente conversación:
- Bueno, voy al baño...
- Esperate y vamos todos juntos antes de salir.
- A ver que los baños no van a ser unisex.

El humor inglés es impredecible, acecha, observa y cuando menos te lo esperas ataca. Ahí estaba nada más girar la primera esquina esa puerta con letras negras: "UNISEX TOILETS".

En fin, primer día de viaje. Esta es la entrada correspondiente al primer día del viaje. ¡Más próximamente si el tiempo lo permite!

worm

7 comentarios:

Anne dijo...

El humor inglés es impredecible, acecha, observa y cuando menos te lo esperas ataca. Ahí estaba nada más girar la primera esquina esa puerta con letras negras: "UNISEX TOILETS".

LOL! XD
Los ingleses son tan suyos... me caen bien xD Son como leyes de Murphy andantes XDDDD

Nimbusaeta dijo...

Yo voy a Londres en julio ^^ estaré atenta a vuestras opiniones.

Helen dijo...

Que gran cronica londinense, aporta una prespectiva humoristica a todo lo que yo recuerdo de mis viajes a la capital inglesa.

Saludos!!

Dr. Fleming dijo...

¡Qué bien, este relato me sirve para prevenir errores (...que seguramente vaya a cometer de todas formas) en mi probable viaje para allá este verano!

Voy empezando a apuntar en listas:
DISTINTO - Baños unisex...
IGUAL - Subir las escaleras mecánicas por el lado izquierdo...

Misaoshi dijo...

joer yo quero ir el mes q viene pero a mi no me hace ni puta gracia

Mr Blogger dijo...

Estos ingleses... siesque...

Gatit dijo...

La envidia me corroe, ¡quiero ir!