miércoles, marzo 08, 2006

Los síntomas del paso.


Llega un momento en la vida de toda persona en la que se da cuenta de que la llegada a la vida adulta, a la vejez, está próxima. ¿Cómo darnos cuenta? Hay ciertos signos, ciertos momentos, que marcan ese paso... ese funesto paso que evapora la juventud.

Indicios:

- No te piden el carné en las discotecas. Puede parecer bueno, sin embargo esconde un hecho que de conocerlo podría helarnos la sangre, hemos pasado de la indumentaria "adolescente que no llega a la edad y pretende parecer mayor" a la elegancia del negro y los maquillajes recatados.

- Capacidad de distinción. Siempre me había preguntado cómo los porteros de discoteca diferenciaban a los menores de edad de los que no lo eran, ahora lo comprendo. Uno de las capacidades que desarrollamos es la de diferenciar a los niñatos y a los menores cuando sales de marcha. ¿Será un instinto de supervivencia? ¿Una alarma que evita que caigamos en la pederastia? No conozco estudios que hablen de ello.

- Papeletas pro-viaje de estudios. Chicos de pocos años menos que tú te ofrecen comprarles papeletas pro-viaje de estudios. ¿Qué ha pasado aquí? ¡Si hace apenas dos años las estaba vendiendo yo! ¿Qué es? ¿Qué es lo que ahora nos diferencia?

- ONCE. Vendedores de la ONCE te intentan vender boletos. Se ve que empezamos a transmitir un olor que evidencia nuestra recién adquirida concepción del valor del dinero y de las dificultades para obtenerlo. (Adv.: No cometas el error de comprar ninguna papeleta, dan igual los ciegos, después desprendes un hedor que hace que todos los vendedores de la ciudad te localicen).

- Trato. Te tratan de usted cuando te piden ayuda para encontrar una calle (véngate y envíalos en sentido contrario).

- Compra. Te preguntan: "¿En efectivo o con tarjeta?" (Véngate y págales con céntimos).

- Precios. Te das cuenta de como han aumentado los precios desde que eras pequeña y mascullas "cuando era pequeña era más barato" (en el momento que utilices la expresión "en mis tiempos" estarás perdido).

- Tecnologías. Te admiras ante los avances tecnológicos y de seguridad de la feria.

- Móvil. No sabes utilizar la mitad de las funciones de tu teléfono móvil.

- Informática. Tu prima más pequeña sabe más informática que tú.

- Gastronomía. El restaurante donde celebraste la comunión ha quebrado y ha sido substituido por Burguer King (¡Viva la globalización!).

- Edificaciones. Recuerdas cuando en una zona aún no estaba edificada y permanecía virgen y verde.

- Retiro. Tus antiguos profesores empiezan a retirarse por problemas de salud.

- Utensilios. Dejas de escribir con los bolis cutres big de siempre para pasarte al mundo del bolígrafo de metal.

- Lenguaje. Usas expresiones que miembros más jóvenes de tu comunidad catalogarían de arcaicas (aprovéchate que són menos inteligentes y manipulables y convénceles de que si saltan de un puente sobrevivirían).

- Música. Tus grupos de música favoritos ya no existen o son ancianitos artríticos con guitarra.

- Independencia. Ya no sueñas con la visión idílica de la independencia, sino que eres conciente de todo lo que conlleva.

¿Alguna aportación?

6 comentarios:

s18d9 dijo...

Buffff... M acabas de deprimir, cumplo muchos de los sintomas q has descrito T_T
Quiero volver a ser niño, volver a tener inocencia incorrupta y ser feliz viviendo en la inopia.

Dulce dijo...

Hola,

Hace tiempo que no te visito, porque no me deja tu blog, cuando intento abrirlo se me comienza a descargar un programa y me da miedo joder el ordenador, victor tiene aquí todo lo del Master, y si se lo estropeo, le hago una inmensa putada.

Anónimo dijo...

Dios, cumplo 20 en 16 de marzo, voy a morir, odio tu puto blog, odio la verdad, te odio Ana rodríguez, te odioooo!!!!

P.D.: No escaparás del castigo, Biel.

Jill Bioskop dijo...

Jaaaaaaaa, sufre el paso del tiempo simple mortal!

En fin, espero que lo celebres y me invites a algo... No seas roñosete xD

Besitos!

--- Dulce, no sé qué programa se te debe bajar cuando abres el blog, pero te aconsejo k nunca dejes k se baje del todo por si acaso ^^Uu, ya preguntaré a alguien qué es lo que ocurre.
Besos

Marisa dijo...

Yo se otro síntoma:

Ir al médico por unas fuertes anginas y que te sugieran que es la enfermedad del beso. Eso sí,con el nombre técnico para que tu madre no se alarme...

A esto también se le puede añadir, que te pregunten 20 veces si hay posibilidad de que estés embarazada al hacerte una radiogafía.

Nos vemos en el coche! Jejeje!

LuisNCT dijo...

lo peor es k los xavales de instituto te llamen señor, aunk curiosamente los postuniversitarios t sigan llamando xaval, pese a estar ya cerca de la treintena