viernes, enero 12, 2007

Todos contra las coletillas

La coletilla es aquella palabra que inconscientemente utilizamos al final de cada frase de forma adictiva. Es el “¿vale?”, “¿no?” y derivados que pretenden o bien encontrar algo de actividad cerebral en el interlocutor o dar un refuerzo a lo dicho anteriormente.
Cada persona tiene, en mayor o menor grado, una coletilla. Esto no tiene por qué ser malo si no se abusa de esta. El problema radica cuando se utiliza después de cada palabra de forma indiscriminada. ¿A qué viene esto?

Anteayer, señoras y señores -tras varios años de miedos e indecisión- me apunté a la autoescuela para conseguir ese precioso trocito de plástico que me permitirá alcanzar algo de independencia parital y disminuirá radicalmente mi número de discusiones por cuestiones de desplazamiento. El carné de coche no es tan solo el poder del movimiento motorizado, sino la libertad.
La verdad es que jamás hubiera imaginado que la teórica pudiese ser tan fácil, se ve que los nuevos exámenes están adaptados para todo tipo de personas… Aunque de los profesores no se pueda decir lo mismo.

Mi profesor de teórica está contraindicado para personas con alta presión sanguínea, estrés e hiperactividad. ¿La causa?

La coletilla.

Este buen hombre ha batido el inquebrantable récord de repetición de coletilla en hora lectiva de la historia de la humanidad, puesto que en media hora (atención, no conté la hora entera), fue capaz de repetir 136 veces la coletilla “eh” y 54 la coletilla “¿vale?”, sin contar otras como “ok” y “¿no?”.

Si tenemos en cuenta que en clase estábamos visualizando un DVD sobre el tema de las ruedas con pequeñas pausas entre concepto importante y concepto importante, en realidad el hombre había hablado poco más de un cuarto de hora. ¿Cómo es posible que no me haya arrancado las venas a mordiscos?

¡¡No a las coletillas por favor!!

4 comentarios:

Fènix dijo...

Enhorabuena por haberte apuntado de una vez. No te desesperes por el profesor y procura prestar atención a lo importante. Pero sobretodo, avisa cuando empieces las prácticas (para que no salga de casa).

Suerte.

paurullan dijo...

Moltes felicitats per l’iniciativa ^_^

Jo uso bastant poc coes de l’estil del «val?» però si que tinc un petit repertori de paraules concretes que uso moltíssim: «elegant», «concretament», «de manera natural», etcètera.

Que cabró Fènix!

Anónimo dijo...

Pues yo tengo un compañero de trabajo que hace lo mismo, eeeeeeeeeeh ... y no sabes la rabia que da. Bueno ya no es solo rabia. Nos reimos en las reuniones cada vez que se pone a hablar.. en fin, estoy contigo... NO A LAS COLETILLAS!!!!

Anónimo dijo...

Si pero lo mejor de todo es cuando tienes que escuchar todos los dias, durante 6 horas a los profesores, yo etoy haciendo bachillerato y todos los profesores tienen su coletilla, a la de latin y griego le da por decir ..eh?.. pero hay otras como la de filosofia, esta es conocida en todo el instituto por sus expresiones...asi que ánimo y cuando te desesperes cuenta hasta 10.. xD