domingo, noviembre 04, 2007

El increíble hombre menguante

Aprovechando que este puente se me está haciendo inusualmente longevo he visto El increíble hombre menguante, dirigida por Jack Arnold bajo el guión de Richard Matheson (autor y adaptador de la novela).

El increíble hombre menguante es considerada como una de las mejores películas de ciencia ficción de los años 50, una película de culto. No es para menos, ya que, a pesar de estar rodada en 1957, los efectos especiales son sorprendentes y la historia es tan fantástica cómo aterradora. Cabe destacar su originalidad, el retrato de la psique del protagonista y la continua angustia y tensión que logra transmitir al espectador.

El film narra cómo Scott Carey, un hombre felizmente casado, empieza a experimentar incomprensibles cambios en su cuerpo tras entrar en contacto con una misteriosa niebla. Nuestro protagonista empezará a perder peso, estatura e irá encogiendo sin saber cuándo se parará el proceso.
Lo que al principio tan sólo le causaba problemas de autoestima pasa a ser un verdadero problema para su supervivencia.

La verdad es que no esperaba que la película en si me causase tal ataque de nervios. Cosas de ponerte en la piel del pobre protagonista e imaginarte luchando contra una tarántula gigante.

Esperemos que la adaptación de de la novela Soy leyenda, otra novela de Richard Matheson cuya adaptación podremos ver próximamente en cines, sea de la misma calidad que esta.

1 comentario:

Ese dijo...

Yo me he leido hace poco el de Yo soy leyenda, previa recomendacion de un amigo, y tambien queria probar con el del hombre menguante. El primero esta bien pero aunque tenia puntos interesantes y me gusta la forma en que esta narrada creo que no le llega a sacar todo el jugo que podria haberle sacado. A ver que tal lo hace Will Smith, aunque seguramente la pelicula no tenga nada que ver con el libro.