sábado, marzo 15, 2008

Nuestro pan de cada día


Como estamos en el mes del cine solidario ayer fui a ver Nuestro pan de cada día, uno de los cuatro documentales (sobradamente premiados) que se estrenan en cines.

Para mi sorpresa resultó ser un documental que está en todos los idiomas: el de la imagen.

Sin articular ni una palabra y mediante planos muy simétricos, nos enseña todo el proceso de cria y siembra de principio a fin, con toda su crudeza: la mecanización, la deshumanización del proceso en el que se producen alimentos de forma masiva.

Todo ello proporcionando solo las imágenes y dejando en manos del espectador la conclusión final, apostando por su sentido crítico.

Me gustó a pesar de que no ser el tipo de películas que suelo ir a ver al cine y, aunque podría haberme resultado muy aburrida, me mantuvo bien atenta y con la boca semiabierta. Quizá sea porque estoy acostumbrada a ver domumentales (la afición por los zombies viene por parte de madre, la de los documentales de padre).

Lo más crudo del film es el trato que se le da a los animales en estas empresas. Salí con el revoltijo de estómago que impide comer carne en un mes que pretendían inculcarme y la seguridad de que procuraría que mi futuro laboral no esté relacionado con el sector agrario.

5 comentarios:

Gatit dijo...

Por suerte tienes cines donde se proyectan documentales. Para hacer yo algo semejante tengo que optar por el emule o Google Video y verlos casi a escondidas porque está hasta mal visto.
En otro orden de cosas, no tenía constancia de la existencia de este documental, pero buscaré por donde verlo ;)
¿Algún otro que me recomiendes?

¡Un saludo!

chucheria dijo...

Me gustan los documentales pero son crudos crudos xD

A tu mami le gustan los zombies? Que cool :O

Nepomuk dijo...

Yo también la he visto. Lo he pasado putas. No paraba de pensar ¿por qué demonios no entré a ver la mierda esa de los prehistóricos hollywoodienses?.

Por mi parte, me pasaré un par de años comiendo berzas, cual cochino. Muy fuerte lo de las terneras...

Silvia dijo...

La verdad es que hay un par de documentales o pelis-documentales en los que enseñan cómo funciona el tema de las plantas cárnicas, etc. y da bastante pena. Y sí, uno acaba con el revoltijo en el estómado de Diosssssss, me haré vegetariana, pero cuando te ponen el chuletón delante.... ñam

Naturaleza humana.

Jill dijo...

Gatit: No te creas, ponen documentales este mes porque es el "mes solidario" y hacen una excepción. Normalmente es imposible ver algún documental en cines.

Yo soy más de documentales de historia que de productos alimenticios, sin embargo no te puedo recomendar ningún documental en especial (enciendo el canal historia y los veo, nunca me apunto los nombres :S).

Chucheria: Sip, mi mami es fan de los zombies. Está expectante a que salga la nueva peli de Romero y me insiste para que abandone a mis amigos y vaya con ella (mi padre se niega). Creo que la veré varias veces. Jijiji.

Nepomuk: Lo de las terneras es muy bestia (sobretodo la que intenta defenderse/huir, pobrecita :_D). Sin embargo lo que más me estresó fueron los pollitos. ¡Con lo monos que son!

Silvia: Es que el chuletón es el chuletón. xD Intenté no comer carne en un par de días pero al día siguiente mi madre hizo butifarras catalanas y... y... el ser humano es débil.