martes, abril 29, 2008

La dieta del universitario balear

Cómo muchos de los que leéis este blog sabréis, la UIB no está integrada dentro de la ciudad como muchas de las universidades de la península. La UIB está a las afueras, en lo que cariñosamente llamo "el culo del mundo".

Su peculiar ubicación geográfica tiene múltiples consecuencias, desde la sobresaturación del paisaje estudiantil por una cantidad exorbitada de coches, hasta las dificultades de utilizar el transporte público y salir con vida en hora punta.

La situación se ve sin duda agravada a causa de los absurdos horarios de mañana y tarde que se imponen en algunas carreras como la mía, ya que la imposibilidad temporal de ir a comer a casa y volver a tiempo para las clases obligan a muchos desgraciados a quedarse a comer en el complejo.

Aunque a mí no me preocupe demasiado llegar a clase o no (sé que soy una irresponsable), me veo obligada a comer cada día allí. ¿Qué opciones tenemos?

  • Gastar una media de 5 euros diarios en menús, bebida no incluida.
  • Alimentarse a base de bocadillos de 1'90 euros.
  • Comer diariamente hamburguesas y pepitos de lomo, muerte asegurada.
  • Hacer uso del "tupper".

Como las tres primeras opciones vaticinan la pobreza o la enfermedad por alimentación inadecuada, la mayoría de personas optan por traerse la comida de casa.

Estos estudiantes suelen tener la suerte de que sus familias les quieren y cada vez que cocinan hacen una ración de más para sus polluelos. En mi caso, como buen error de cuentas de mi madre, me veo obligada a apañarmelas como pueda para no morir de hambre. La técnica secreta es un pacto de pareja en la que un día Jordi trae la deliciosa y nutritiva comida de su súper madre y, al siguiente, yo traigo mi experimento culinario sorprendente: arroz, pasta o bistecs de pollo empanados (con galletas Quely, evidentemente).

Normalmente mis recetas de arroz y pasta suelen llevar algún tipo de salsa experimental de acompañamiento, potingue en el que desato toda mi creatividad, que mi cobaya prueba con un ligero temblor de manos. La posibilidad de que la mezcla sea explosiva es de un 50%.

.

16 comentarios:

Kaworu dijo...

Espero que no seas de esas personas que se matan a picar las quelys porque no saben que venden galleta picada

La-Ruina-de-la-Familia dijo...

Me encanta tu blog.

Alfrodo dijo...

Osea, ¿que tienes esclavizado un 50% de las veces a tu novio?
Jo, que suerte.Yo soy de la generación tupper ya que el pacto de pareja conmigo no vale, dada que mi novia estudia en una universidad que está en la otra punta donde estudio yo ( sí, estudio en Mordor).

Borja "Carcayú" Prieto Coscollá dijo...

Y después me quejo yo de mi universidad...
Eso sí, ¡mis profesores son peores! (Déjame ganar en algo, por fa...)

Liet-Kynes dijo...

Yo estudio fuera de casa, asi que mi madre no me puedes hacer tuppers... mi recomendación haz como yo, aprende a hacer la fotosintesis, te ahorraras un monton de dinero, limpiaras la atmosfera de CO2, y ademas terminarás con un bonito bronceado XD

Misaoshi dijo...

hjajajjajajajaja yo moriría de hambre antes de cocinar algo diariamente xD

Ánimo! XD

El Zorrocloco dijo...

Tristemente tengo que estar de acuerdo con Misaoshi; si me pusiera a cocinar moriría en una semana, ya fuera de inanición o envenenado lentamente.

Y yo que me quejo de tener que pagar 3€ y pico por el menú de mi facultad... A la que por cierto iría andando si no fuera todo cuesta, que vivo a un cuarto de hora (chincha! xP)

chucheria dijo...

Comer de tape es lo más rentable y sano qeu tienes para comer en la facultad y está bien que te hagas tus menús porque un día mi madre me metió empanada sin tenedor y no veas que destrozo T_____T

Así si te haces tú las cosas, te metes lo que quieres xD

Jill dijo...

Kaworu: En cualquier supermercado venden quelys picadas... ¿No? :S

La ruina de la familia: Muchas gracias. ^^ :$

Alfrodo: A la suegra, al novio no. xD

Las tierras de Mordor son peligrosas, debes plantearte si los macarrones de tu amada valen el trayecto. xD

Como en Mallorca sólo hay una universidad (también están las "privadas" perdidas por algún lugar de la ciudad, pero a esas no las cuento ú_ù) me se dificil no coincidir con mi rubio compañero.

Carcayú:Uhmmm, un profe de la facultad de informática robó un potosí hace poco... no sé si fue al gobierno (subvención universidad) o a la empresa para la que trabajaba.

¿Pasa eso en tu universidad?

Aunque mis profes son siempre encantadores. (L)

Liet-Kynes: Creo que necesitaría muchas horas de recolección de nutrientes para llevar la misma dieta calórica que llevo ahora.

Moriría seguro. xD

Misaoshi: El instinto de supervivencia te salvará: aprenderás a cazar, robar comida ajena, etc.

Hoy, por ejemplo, he comido un trozo de pizza caducada/podrida de Mar. xD

Zorrocloco: O___O

¿3 euros?
¿A un cuarto de hora?

Vives en la maravillosa ciudad de los universitarios felices. No es justo :_(

Chucheria: Al menos tu madre, aunque un poquito despistada, te quiere y te da de comer.

Mi familia me mira raro cuando les pido que dejen una ración o dos de lo que hayan cocinado ese día en la nevera... y nunca lo hacen y se comen las sobras para cenar. :_(

Demóstenes dijo...

En mi casa es que directamente no sobraba nada... Cuando aún vivía en Palma los días que tenía que quedarme a comer mi abuela solía prepararme una tortilla de patatas, macarrones, carne... o algo así xD (no sabía que en el ramon llull había microondas ^^U) Algunos días el día anterior me hacía arroz para cenar y en feia de sobres y así mi abuela no tenía que levantarse para poderme dar el taper.

Ahora como vivo en la residencia de la autónoma... pues cuando tengo prácticas me voy a mi casa y me da tiempo de comer, hacerme la comida e incluso de mirar los simpsons XD

Borja "Carcayú" Prieto Coscollá dijo...

¿Qué carajo es un potosí? Siempre creí que era una palabra inventada por marujas para definir alguna marujada de las suyas...

Silvia dijo...

Bueno Jill, aunque llego mu tarde, aún me da tiempo a decirte, que la práctica ayuda, porque cuando sales de la universidad, si quieres tener vida más allá de las 5 de la tarde, también te llevas el tupper a la oficina. :P

El Barón Rojo dijo...

Una dieta así era lo que hacía falta para bajar unos kilillos.

Zeodryen dijo...

Yo me hago taper cuando no me olvido, que con el emanamiento mental de cada mañana. No pocas veces he dicho, ya una vez fuera de casa, "¡jostia, la comida!", entonces me veo obligado a gastarme unos 5€ en comida, cosa que para un estudiante significa ruina.

A ver si nos subvencionan algo de papa, jolin, que con 20 años nadie (menos los niños de papa) tiene pelas. :P

Jill dijo...

Demóstenes: Debe ser muy bello vivir en la residencia de la universidad. Muchas ventajas a la hora de ir a clase y algunos inconvenientes a la hora de... de... otras cosas. xD

Carcayú: Según la wikipedia es una ciudad de la República Boliviana.

Si algún día llegas a averiguar por qué existe esta palabra avísame por favor.

Silvia: Yo esperaba encontrar un trabajo de mañana... ¿No hay? :(

El Barón Rojo: Ahora mi plan Kellogs verano se basa en fortalecerme en el gimnasio, no sea que pase a ser como la plastelina. xD

Zeodryen: Es que si son 5 euros diarios (sin contar cafés), se pierde una fortuna cada mes.

¡Tupper rules!

Mr Blogger dijo...

Por lo que veo, tú lo que necesitas es poner un puestillo ambulante. Mira sus ventajas:

-trabajo por la mañana con clientela asegurada.
-comida de sobra para ti y posiblidad de hacer fortuna.
-según como lo montes, incluso puedes hacer la fotosíntesis mientras vas despachando comida.

Los inconvenientes son:

-a ver donde metes el puesto mientras estás en clase, que seguro que la mitad de las veces te lo desvalijan.
-el mundo está lleno de "amigos" de esos que solo aparecen cuando sacas los donetes :D