martes, diciembre 02, 2008

Uno más para el club

Cuando me compré mi maravillosa cámara no podía imaginar la repercusión que tendría en mi familia, lo mucho que le gustaría a mi padre y la envidia que sentiría cada vez que fuera a pasear por las calles de Palma en busca de "la imagen".

Pasado el verano y el abrasador sol mallorquín, ha aumentado la frecuencia de mis salidas fotográficas porque, aunque oscurezca pronto, me encantan las escenas frías y nubladas. No sé, la gente abrigada y la lluvia me despiertan cierta paz interior. Un confort que será exterminado por las horribles masas de gente que colapsarán las calles en Navidad... Un bullicio que supongo que también me permitirá hacer grandes fotos.

La cuestión es que el incremento de los paseos hizo que mi padre me maldiciera cada vez más. La fotografía fue uno de sus queridos hobbies de su juventud y añoraba salir a caminar y mirar el mundo tras el objetivo, mirar a su alrededor buscando un "algo" especial, utilizar la cámara de forma manual y sentir la autorrealización de hacer una foto buena. Pero, a pesar de su nostalgia, se negaba a utilizar mi cámara y no se decidía sobre si comprarse una o no.

Esta mañana se ha descubierto y me ha enseñado ilusionadísimo la que se ha comprado a escondidas y a plazos: la Nikon D-60, una preciosidad.

Y mientras él disfruta con su nueva adquisición y busca el momento idílico para decírselo a mi madre, yo le hago chantaje de forma vil y malvada.

Me muero de ganas de salir a hacer fotos con él.

9 comentarios:

Gatit dijo...

¡Estamos en crisis, nada de caprichos! xD

Folken dijo...

Estamos en crisis, cuantos más caprichos mejor.

Misaoshi dijo...

Nada mejor que compartir una afición para conocer mejor a tu familia.

Disfruta de esos paseos!! Te envidio, nunca conoceré a mi padre: odia el manga, el heavy y los chicos de pelo largo y piercings (... si vieras la cara q puso al ver a Sergio...)

Misaoshi dijo...

PD: la foto buenísima, y por fín han barrido la pista, estaba llena de mierda la última vez que fui xD

Anne dijo...

Me das mucha envidia sana. A mi padre también le gusta la fotografía, y a mí me encantaría aprender, pero dudo que consiguiera que juntara la paciencia suficiente como para explicarme cómo funciona todo y dudo más aún que consiguiera que saliera conmigo a hacer fotos u_____u

¿Tu padre también se hará una cuenta de Flickr para enseñarnos las fotos? XDDDD

Andreu Romero dijo...

Hay mil marcas raras de manos negras por toda Palma, sería intrigante coleccionarlas todas en fotos. ¿Una nueva raza de mutantes manoseadores, o solamente gente cerda? Como diría Fríker: "todo un misterio" O.o

missmole dijo...

Pues me alegro por los dos, por él por retomar su afición y por ti que ahora la compartirás.

Jill dijo...

Gatit: Es para salir de la crisis. xD

Folken: Eso, eso, que así creamos puestos de trabajo.

Misaoshi: Mi padre también odia el manga, el heavy y los chicos de pelo largo... Además, hay días que está de un borde insoportable... xDD

Pero sí, es una suerte porque me enseñará a utilizar bien la cámara (ya era hora).

Es la única foto buena que he hecho hasta ahora. :___
Fue genial porque el chico me vio haciendo fotos y se vino a pegar botes delante mía para que le hiciera un par. xDDD

Lo limpian los propios chicos de ahí porque si no se descalabran.

Anne: Le estoy convenciendo de la cuenta de Flickr. xD

No sé, cada padre es como es. Yo creo que el mío está en este plan porque se aburre un montón y mi madre no es mucho de salir de casa (cuando a él le encanta pasear, hacer excursiones y etc).

Me gusta la fotografía porque me relaja un montón, se la recomiendo a todo el mundo. :P

Andreu: ¿Dónde está la primera marca? Yo he visto los espermatozoides en varios lugares, pero manos ni una. :O

Missmole: Me hace mucha ilusión. No sé, quizá dejemos de pelearnos para hacer una relación paterno-filial chachi. xD

Mr Blogger dijo...

Aprovecha y salen ambos con la bici a tomar fotos por ahí :D, que seguro que la tienes abandoná.