viernes, enero 05, 2007

Jill y sus medias

Hasta hace bien poco mi sobredosis de complejos me impedía portar aquella delicada prenda tan característica de Peter Pan y de la mujer, puesto que las faldas y minifaldas (aquellos inmundos trozos de tela que no suplen bien su objetivo de tapar la vergüenza humana) me provocaban una insoportable alergia estética, así pues ni hablar de medias. Hasta tal extremo había llegado mi autoestima que mis jamones no se exhibieron públicamente entre los 10 y 19 años. Una verdadera pérdida para los amantes de la belleza clásica y renacentista.

Sin embargo, pasada la adolescencia y en una continua lucha con mi auto concepto, llegó un momento que quise experimentar de nuevo aquella extraña sensación de sentirse desnuda estando vestida.

Recuerdo aquellos primeros días veraniegos con ese vestido zorrón estirando la faldita aterrorizada por un improbable golpe de viento. Más tarde, cuando aprendí que usando medias te sientes bastante menos desnuda, alcancé un estado estético que alcanzaba el nirvana… Poder caminar sin temer mostrar el culo al ojo ajeno, sin traumatizar a la población mallorquina.

Fue en ese preciso instante cuando me di cuenta de mi incompatibilidad con las medias.

La media de vida de una media (valga la redundancia) cuyo objetivo sea tapar esos trozos de carne a los que mis padres cariñosamente llaman “piernas” alcanza poco más de doce horas. No se sabe si es porque tengo pinchos cual camaleón o si soy más bruta que el malo de Popeye en un table dance, la cuestión es que somos incompatibles.

Y lo que me fastidia no es la carga económica que me supone, sino que se destruyan por voluntad divina. Ya que no me las arrancan en actos de pasión ni me las arranco yo apasionadamente.

5 comentarios:

paurullan dijo...

A mi m’encanta quan passejes amb faldes curtes i demés. Potser ho hauries de parlar amb la teva padrina, que permí a ella no li va tan bé la idea.

Sobre lo molt que romps les calces… Després de veure la destroça que vares fer per cap d’any m’ho puc imaginar tot. L’única solució que me ve al cap és que no en portis ^_~

Fènix dijo...

Pau tiene razón. Todas las veces que he llevado medias han terminado al día siguiente en la basura (claro que puede ser porque no me depilo) así que al final desistí. Lo mejor es no llevar nada.

P.S.: Sí, la falda te quedaba bastante bién.

Marisa dijo...

Espero que las medias de ayer no se hayan roto, con lo bonitas que eran...

Yo de pequeña tenia unas de Snoopy. Creo que ahora me llegarán por la rodilla... xDDD

Anónimo dijo...

I wish not agree on it. I assume precise post. Particularly the designation attracted me to read the sound story.

Anónimo dijo...

Good fill someone in on and this post helped me alot in my college assignement. Say thank you you as your information.