martes, agosto 28, 2007

c/Libertad

Hoy, mientras maldecía la cadena de papel que me mantiene atada a mi trabajo (ese diabólico contrato), me he fijado que enviaba un paquete a la calle Libertad.

He pensado que era una de esas pequeñas paradojas de la vida que te desconciertan durante medio segundo, que te sorprenden, pero pasado un rato se han perdido en el olvido.

Los jóvenes somos tan idiotas que nos atamos para ganar algo de libertad.

4 comentarios:

Un año en Amman dijo...

je je, es, como dice Sabina, ser como quien nunca serás. Quizá lo siguiente sea ser un pirata cojo.

Creo que el tema es apropiado; No me siento como repartir este tipo de libertad.

me has dado un nuevo tema: las cosas que he sido y nuca sería!

Misaoshi dijo...

Libertad.

Hace cinco minutos he leido un flog de una conocida "de vista" y le ha dedicado la entrada a la Libertad (eso sí, después de ver Braveheart)

Curioso ^^

Saludos y gracias por tu coment (y tu beso con lengua xD)

Cristian Fieiras dijo...

jeje justo hablando de eso, mañana es mi ultimo dia laboral, por lo menos por un tiempo. voy en busca de mejores puertos.

saludos

cristian

olmo dijo...

calle libertad? m suena :p
yo vivo en dragonera ^^