miércoles, enero 02, 2008

Bienvenido Mr.2008

Normalmente esperamos que la Nochevieja sea una noche especial, mágica y divertida, con la esperanza de que el año que inicia tenga más o menos las mismas características que esa noche.

Deseamos que, aunque hagamos lo mismo de siempre, sea aún más especial y divertido de lo normal. Una "normalidad especial" o algún otro concepto abstracto y sin sentido que llene nuestras vidas de ilusión o algo así.

Así que yo, siguiendo estas creencias, inculcadas por las alegres películas Disney (o algo igual de macabro), esperaba disfrutar de una magnífica celebración de bienvenida al 2008 con todos mis amiguitos. Llena de esperanzas me compré un vestido (cuya relación tela/precio era totalmente surreal) y aguardé al día 31 imaginando las risas, las bromas, los bailes y las copas de más que presidirían la noche.

Idiota de mí. Pero tonta del culo HOYGAN.

Para empezar ese maravilloso vestido dejó de ser "tan maravilloso" a medida que se acercaba la noche. Destrozadas todas las expectativas de pasar una gran Nochevieja mi autoestima (o mis ganas de ir semi-desnuda por la calle) fue decayendo lentamente hasta llegar a una conclusión: No valía la pena helarse el traserillo para estar sexy si iba a pasarme la noche con cara de perra rabiosa. Así que nada, el maravilloso vestido se quedó sin estrenar.

Y tal y cómo mi intuición me vaticinaba fue una noche horrible. La indecisión de las personas, su continua dispersión a la vez de dependencia entre ellas, cosas que no se deberían de haber visto y un frío que acabó por cristalizarme los dedos de los pies.

Espero que el 2008 no siga el estilo de su primera madrugada.

9 comentarios:

Kaworu dijo...

Tranquila que hay mas oportunidades de fiesta que dias en un año y todo el mundo sabe que lo que empieza demasiado bien termina muy mal, en cambio lo que empieza medianamente mal tirando a bien termina de puta madre

Pau dijo...

Estimadíssima! Me sap moltíssim de greu com ha començat el teu any. No vaig poder compartir el meu cap d'any amb tu per motius familiars, malgrat que tinc encara a la retina el fantàstic inici de 2007 vora teu. Espero poder-t'ho compensar i ajudar-te a que tinguis un feliç any 2008. I recorda preciosa que no has de menester cap vestit per enlluernar-los :*

sirAndreu dijo...

Oh MujerTrampa, lamento muchísimo que tu nochevieja no fuese de tu agrado. Tal vez la quisiste demasiado perfecta, y al compararla con la realidad da una mala impresión. Pero tal vez, si te fijas en la pequeñas cosas que pasaron (las buenas, me refiero) quizas no la veas tan mala.

Ala un abrazo y feliz FinDeFiestas

Jill Bioskop dijo...

Kaworu: Pues espero que este sea el caso y el año no siga con la tendencia con el que ha empezado... No sé, paciencia.

Pau: No passa res conillet! He decidit que la pròxima vegada que surti de marxa sirà com a celebració de l'inici del 2008. Farè un reset de la nit de cap d'any i començarè de nou.
I aquesta vegada em posarè el vestit de merda!

Pau i amor Pau xD

Sir Andreu: Es que cosas buenas... Bueno, Faye vino y me lo pasé genial al principio con Joan y Sergi. Sergio y Elena estaban serios pero bueno, almenos les ví.
El resto de la noche... Ya cuándo llegásteis estaba mal de ánimos por ver a Mar mal. Que bueno, supongo que si no lo hubiera visto no se lo habría tomado tan a mal :S

Fue una noche muy surreal. :_D

Daria dijo...

Vaya, qué pena que no tuvieras un buen comienzo de año. Pero estoy segura de que habría buenos momentos, y sino haz caso de lo que dice kaworu ;)
A ver si nos vemos guapa!^^

El hombre de los caramelos dijo...

Mi viaje interior tántrico profúndico ha acabado! Ya te escribo un mail para contartelo.

Respecto a la nochevieja... un clásico. Se espera que sea la hostia para ir acojonando y acostumbrando al año que empieza y acaba siendo peor que un finde normal.
En mi caso, lamentable. Empiezo a barajar hacer un cotillón en mi casa el año próximo, donde mis padres serán más jovenes que los presentes en los garitos a los que me llevaron.

Misaoshi dijo...

Ya ves, ojalá me hubiera ido super mal la nochevieja para hacerme una idea de lo desastroso que iba a ser el año...

Pero no, tenía que ser una nochevieja estupenda, y los días siguientes mejores aún.

Y luego vas, y por decir una verdad, lo has perdido todo.

Bah, al menos he podido tener mis mejores días del año, aunque concentrados en unos pocos días, me alegro de haberlos utilizado de esa manera.

Por suerte me queda el consuelo que el año es largo y quedan muchos días por vivir y gente que conocer...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.