jueves, mayo 08, 2008

No me hables...

Cada persona tiene una forma diferente de levantarse, de enfrentarse a un nuevo día.

Hay de los que se levantan con el pie derecho y de buen humor. Estos se despejan en seguida, se duchan, hacen la cama, desayunan y miran con buenos ojos esas primeras conversaciones matutinas al tomar el café.

Otros, sin embargo, se levantan, se tropiezan y se parten la crisma contra la mesita de noche. Al ducharse confunden el champú con el suavizante, olvidan poner agua en la cafetera y las charlas que mantienen en el desayuno son una serie de gruñidos que delatan una repentina necesidad de independencia.

Curiosamente pertenezco a ambos tipos de persona. Todo depende de cómo y cuánto he dormido.

Paradójicamente, si duermo mucho y bien me despierto de una mala leche que tira de espaldas. El hecho de ponerme en pie tras una noche tan maravillosa me cabrea de sobremanera. Por lo tanto, las conversaciones de mi madre son totalmente repudiadas, ignoradas. Necesito una dosis intravenosa de cafeína para ser algo parecido a una persona.

Espero que mañana no sea uno de esos días.

Al fin tengo las llaves del paraíso en mis manos, hoy dormiré abrazada a ellas soñando con un viernes prometedor como respuesta al pánico por meter la pata hasta el fondo.

Llevo desde los 18 añitos realizando trabajos esporádicos y debo admitir que nunca he estado tan nerviosa, ninguno había conseguido provocarme tal nudo estomacal. Un hecho totalmente comprensible teniendo en cuenta mis anteriores trabajos:
  • Promotora Código Mágico de Carrefour: El cara al público me pareció muy divertido y, aunque mi jefe era un tanto odioso, no lo veíamos casi nunca y éramos felices.
  • Promotora Movistar: Mi jefe, mis compañeros de trabajo y mi uniforme eran geniales. El "cara al público" me pareció aún más maravilloso cuando una mujer nos regaló helados por nuestra cara bonita.
  • Extra en The Covac Box: El trabajo más aburrido del mundo. No se podía hablar, lo único que hacíamos era caminar del punto A al B todo el rato. Todo un día para grabar dos escenas, fue horrible.
  • Correos (veranos del 2005, 2006 y 2007): Aquí aprendí que el cara al público puede ser una pesadilla, que algunos compañeros de trabajo merecen morir, que si eres eficiente los jefes te aman con locura y que pasarte un mes abandonada en el almacén de material porque el jefe se va de viaje no es divertido (a pesar de tener un edificio para mí sola acabé llorando a su vuelta por tensión acumulada).
  • Encuestadora para la previsión de escrutinio de unas elecciones: Aprendí muchísimo sobre cómo se calculan las predicciones que salen por la televisión el día de las elecciones, vi mi primer recuento de votos y le pregunté a unas 400 personas a quién habían votado soportando las correspondientes expresiones de odio.

No sé si estoy tan inquieta porque estoy a cargo de la tienda de un amigo y la idea de arruinarle me aterroriza, o si es por un arranque de ilusión friki. Lo importante es que lo haré lo mejor que pueda.



.

8 comentarios:

El Zorrocloco dijo...

Relaaaax, que lo vas a hacer bien. Al fin y al cabo ya sabes como se comporta la clientela xDDD

Te gusta el cara al público? Yo siempre lo he odiado a muerte. Tengo la simpatía justa pa pasar el día. Mi último trabajo fue como cajero del Carrefour y me echaron porque mandé a tomar por culo a una vie... eh... señora mayor. Literalmente xD

Aunque por un curro como el que vas a hacer mañana me pensaba volver a manejar una caja, fíjate. Descansa, suertuda! ;)

El Barón Rojo dijo...

Mucha suerte y tranquila.

paurullan dijo...

gambatteruuuuuuuuuu!

Alfrodo dijo...

Suerte y ánimo, tú puedes.

Haîmat dijo...

Venga tu tranquila y mucha suerte. Y que tengas muy buenos sueños XD

Demóstenes dijo...

Qué pena no estar en palma para poder ir a molestar en plan... "tenéis el cómic número 416 especial de primavera del 2005 de la serie cuarachunpimfhejaman? y el 419? y el 001? y...???" xD

Jill dijo...

El zorroloco: Te diré si lo sé, cuatro de mis siete clientes fueron amigos míos que vinieron a verme y comprarme algo... xD

Los viernes lluviosos por la mañana los frikis no salen o algo.

Las cajas son divertidísimas. *_*

Sr. Barón Rojo: Todo fue perfecto. Aunque lo de tranquila no me salió muy bien.

PauRullan: Arigato por tu compra y tus ánimos. :**

Alfrodo: Gracias, todo fue muy chachi. xD

Haîmat: Menos mal que esta noche no soñé, las llaves se me clavaban en la cara y no podía dormir. xD

Gracias. ^^

Demóstenes: Me habrías hecho trabajar toda la mañana para algo que no existe, estoy segurísima... ¬_¬u

Pero te hubiera invitado a un café. :P

Demóstenes dijo...

_Bueno, sería peor si te hubiese pedido un raro cómic que existe pero que tendrías guardado en el sitio más recóndito de la tienda... y en el último momento, nates de pagarlo te dijera: "no, me lo he pensado y me llevaré el último de bleach" xDDDD

Y gracias por lo del café ;)