martes, mayo 13, 2008

Una donante más

Esta mañana me he encontrado con unos amables señores que recolectaban futuros órganos para el trasplante.

Puesto que hace dos años una persona muy próxima a mí me dio un susto de muerte y recibió un bonito órgano nuevo de segunda mano, no he dudado ni un instante y he rellenado los panfletos para hacerme oficialmente donante y recibir la característica tarjetita de "si me atropellan y muero de golpe dejo que me saquéis todo lo que yo ya no podré aprovechar". Porque si igualmente me voy a morir tarde o temprano... mejor que las sobras sirvan para algo.

Lo curioso es que, mientras rellenaba el papel con mis datos, los encargados parecían tan felices que no he podido evitar recordar una escena de El sentido de la vida de los Monty Pyton (gran película).




Asustada por mi recuerdo (y las imaginarias situaciones que conllevaba) me he planteado un par de cosas.

España es uno de los países con más donantes de órganos del mundo. Un dato realmente positivo y esperanzador si, por una causa u otra, necesitas algún que otro recambio de piezas.

En Estados Unidos, en cambio, el número de donantes es bajísimo.

¿A qué se debe esto?

El coste de un transplante en EEUU es enorme, una persona pobre jamás podría permitírselo. Necesitar un órgano nuevo conlleva endeudarse hasta niveles insospechados para, después, posiblemente no encontrar ninguno.

Esto hace que las personas que reciben órganos sean, en su gran mayoría, gente adinerada.

¿Donaría entonces?

Todas las vidas valen lo mismo. Ser pobre o rico tan sólo es un elemento contextual que no debería garantizar o negar tu supervivencia. Por eso mismo dudo sobre si lo haría: porque no sé si me haría gracia que a algo que ha surgido fruto de mi defunción y que podría salvarle la vida a otra persona se viera sometido a las leyes de la oferta y la demanda.

Sin embargo, tal y como he dicho: todas las vidas valen lo mismo. ¿Es culpable un niño rico de haber nacido en una situación más aventajada que otro y podérselo permitir? La culpa no es de las personas, pues todas prefieren sobrevivir, sino del sistema. ¿Se han de pagar vidas humanas por no estar de acuerdo con el sistema sanitario? ¿Es justo?

Supongo que aún así me haría donante. ¿Vosotros?


.

15 comentarios:

Ese dijo...

Al empezar a leer el post me ha venido a la mente la misma escena.
Creo que mucha gente, yo incluido, aun pensando que es lo más lógico, no se hace donante por pereza, por los tramites que haya que hacer y demás.

Es facil hacerse donante entonces? Podrias explicar un poco como funciona e igual así se anime más gente.

sir Andreu Heineken I de Arcadia: dijo...

Ser donante de organos es casi como la vida eterna: uno va borrachísimo con el coche, se estampa en una palmera y se mata. Trágico. Sin embargo si ese es donante de órganos, y le trasplantan su hígado (bueno, mejor su corazón o riñones) entonces parte de su alma sobrevive en el nuevo cuerpo. Y si el receptor es a la vez un donante y va muy borracho andando a casa y le atropella un autobús.... Flas!! tenemos la vida eterna. Maujajaja

Liet-Kynes dijo...

Mmm... yo lo he pensado varias veces.... y bueno, me imagino que algun dia lo haré, más que nada porque es lo único que me falta por donar... por otro lado a mi lo que me da rabia son los casos de gente que se ha "buscado" sus enfermedades, como alcoholicos y fumadores (por poner los ejemplos mas evidentes)en los que ellos mismos han hechado a perder los suyos simplemente por pensar que a ellos no les va a pasar nada malo por abusar de dichas sustancias... si por mi fuera firmaria en un papelito para donar mis organos, siempre y cuando no vayan a parar a uno de ellos... esto suena muy radical ahora que lo leo, pero bueno, es lo que pienso ^_^U

P.D.: En inglaterra por ejemplo, si eres fumador no recibes ningun transplante de pulmones a no ser que no haya nadie mas que los necesite. Es decir, cambiarle los pulmones a un fumador es la última opción.

Borja "Carcayú" Prieto Coscollá dijo...

Es una de las escenas que más repelús me dan de esa peli, pero no por ello deja de ser genial xD

Misaoshi dijo...

Yo rellené el impreso hace unos años pero nunca he llegado a saber nada más, quizás mi madre la tirara de camino al buzón xD

El Zorrocloco dijo...

Andreu... tienes unas ideas mu curiosas xD

Pues precisamente hoy he donado sangre por primera vez. Creo que he batido un récord o algo, no tardé ni cinco minutos en llenar la bolsa ^^

Y por cierto, vaya vídeo... Que estaba comiendo... u__u

Me has dejado pensando... Supongo que de todos modos sí lo haría, una vida es una vida, y sería un desperdicio que mis pulmones o riñones se pudrieran conmigo en la tumba... Pero visto como lo has expuesto tú, te lo planteas. Que mal organizado está el mundo, hija mía...

Déägol dijo...

Tengo entendido que cuando muere alguien se le pregunta a los familiares si quieren donar los órganos del muerto. Yo prefiero que tomen esa decisión por mí. Aún así, dudo que mis órganos sean de buena calidad xDD

Zeodryen dijo...

Cuando esté muerto, yo me quito el muerto de encima. El problema se lo dejo a los demás: haber que hacen con mi cuerpo y esas cosas (eso a mi no tiene que preocuparme lo más mínimo).

Yo si donaría, por supuesto.

Jill dijo...

Ese: Es bastante fácil, la verdad. Yo solo tuve que rellenar un formulario en el que me preguntaban el nombre, dni y dirección...

Creo que cuando te mueres ya miran si lo que tienes aún funciona o no. Básicamente es para que recibas la tarjeta y tus familiares sepan seguro que esa era tu voluntad.

Se puede hacer de las siguientes formas:

A través de la web: http://www.ont.es/contenido.jsp?id_nodo=3&&&keyword=&auditoria=F

Llamando al 902 300 224

Solicitándola en el correo electrónico ont@msc.es

Solicitándola a la coordinación autonómica de nuestra comunidad autónoma.

Te doy la información para ser donante de órganos sólidos, porque también hay donaciones de médula, cordón y tejidos.

Sir Andreu: xD

Ya hablamos de nuestra teoría del robo de cuerpo a través del órgano implantado, cómo el día en el que le transplantaron el cuero cabelludo a Homer Simpson. xD

¡A por la vida eterna!

Liet-Kynes: Creo que normalmente tienen en cuenta esos factores a la hora de realizar un transplante, ya que si la persona sigue con los malos hábitos hay peligro de que haya un rechazo...

Los órganos hay que cuidarlos, sobretodo si son de segunda mano (ya que tienen "fecha de caducidad" y es mejor no adelantarla).

Carcayú: Mi escena favorita es la del restaurante cuyo menú consta de conversaciones. Buenísimo.

Bueno... y también la de la muerte y el grupo de amigos que se junta para comer. xD

... y la canción de los padres cristianos con muchos hijos...

Toda la peli en general. xD

Misaoshi: Sé de personas que han hecho donaciones de sangre y nunca han recibido los análisis sobre enfermedades que te envían a casa después de hacerlo.

Siempre hace ilusión abrir el sobre y redescubrir que eres sano (aunque no hayas hecho nada para dejar de serlo).

Zorroloco: Piensa que después de muerto no los necesitarás aunque te transformes en zombie. xD

¿No te has reído con el vídeo? *__* La cancioncita es genial.

Déägol: Sí, sé que lo preguntan igualmente a los familiares. Sin embargo es una forma de demostrar que tú sí que estabas a favor de ello (a veces la idea de que saquen trocitos del cuerpo de alguien a quien quieres hace decir que no).

Zeodryen: Seguro que tus órganos están muy ricos. *___*

borregata dijo...

Va, mira que cuando he leído tu post justo esa peli me ha venido a la mente y a la gracia, conicidencias significativas decía Jung, en México también me han dado una tarjeta pero además un brazalete "Paramédicos no aplicar RCP", cada que empino una cerveza al ver fulgurante la pulsera,me cuesta adivinar qué bagatela de mi deteriorado cuerpo podrían usar. De todos modos es una noble causa.

Alfrodo dijo...

Buena iniciativa, al paso que llevo igual me toca :D.
Ahora fuera de bromas, buena iniciativa.Eso sí que no te pase como a mí que una vez fui a donar sangre y me dijeron que por la placa del tobillo no me dejaban.

Nepomuk dijo...

Yo habría abogado a que era debido a una incultura de base enooooooooorme sumada a unas creencias religiosas absuuuuuuuuuuuurdas y profuuuuuunnnnnndas sobre resurecciones, vida después de la muerte y todas esas tonterías que se inventa el hombre blanco, cuando no sabe que hacer.

Siempre lo he dicho. Demasiada mantequilla de cacahuete y demasiado Dios.

Jill dijo...

Borregata: ¡Pero si el RPC es la Reanimación Cardiopulmonar! Es para que llegue oxígeno a los órganos y evitar que dejen de funcionar cerebro y corazón. O___O

No sé, una cosa es donar los órganos y otra es que no te reanimen para poderlos donar antes... No sé como irá lo de la pulserita, pero por lo que sé me la quitaría rápido.

Alfrodo: A mí me lo negaron de forma temporal una vez por fumar un porrillo el fin de semana... :$

Sé que no es lo mismo, que lo tuyo es permanente y tal... pero almenos conservaste tu dignidad. :_D

Supongo que lo del tobillo es por si habías tenido alguna infección o algo así. Son bastante tiquismiquis con estos temas. :S

Nepomuk: También tienes razón... Lo de "la resurrección" ha hecho mucho daño a la donación de órganos. No sé por qué se lo piensan tanto, si hay al final resurrección no los necesitarán igualmente... ¿Para qué sirven si eres un zombie?

Reset dijo...

La verdad es que consuela bastante saber que si mueres alguien podrá vivir y quizás hacer cosas que tu nunca habrías hecho,será como haber vivido dos vidas,eso en el caso de que tus órganos todavía esten en condiciones,que no sé si es mi caso.Me hice donante hace años y simpre me pregunto ¿Donde iran a parar? ¿A una ama de casa?¿A un ex alcoholico?¿A un joven deportista?¿A un cientifico que descubrirá la vacuna del sida?¿A un pederasta?

Jill dijo...

Reset: La verdad es que nunca me había planteado a qué tipo de persona le pueden dar mis órganos.

¿Hago un favor al mundo al donárselo al futuro descubridor de la vacuna contra el sida? ¿Meto la pata al dárselo a un futuro dictador asesino de masas?

Creo que hay que mirarlo desde la perspectiva de que tú das la oportunidad a otra persona de seguir su camino y tomar sus decisiones. Le das la oportunidad de vivir, lo que haga luego con ese tiempo añadido ya es cosa suya.