martes, septiembre 30, 2008

El niño con el pijama de rayas

El niño con el pijama de rayas es un claro ejemplo de la diferencia de recursos que tiene la literatura y el cine para desarrollar una historia.

En el libro todo es narrado desde los ojos del protagonista, de nueve años, que explica un mundo que no termina de comprender tras el tupido velo de la inocencia. El holocausto nazi desde los ojos del pequeño Bruno, que admira con pasión a su padre (que es militar) y no comprende el por qué los granjeros de detrás de la alambrada van siempre en pijama.

En cambio, la película (al ser visual) no puede dejar a intuir la época en la que nos encontramos y que la granja es el famoso Auswitch. La inocencia del pequeño se refleja en sus miradas y no en sus pensamientos y palabras.

Es entonces cuando la forma de contar una misma historia cambia considerablemente, pues en literatura se desea que el lector junte las piezas del puzzle hasta saber exactamente qué está pasando. En cambio, en cinta es imposible omitir esos pequeños detalles que harían que el espectador hiciera uso de su imaginación para componer las incorrecciones propias de la inocencia del protagonista.

Pero aunque el libro contenga muchos más detalles e influya de forma diferente en el lector, la película no tiene ningún desperdicio.

Me gustó especialmente la fotografía, la interpretación de la madre y la realización de un final realmente estremecedor y emotivo (ya sabía que el argumento era bueno de antemano). Desgraciadamente su ritmo inicial me pareció innecesariamente lento, como desacompasado. Me dio rabia porque de no haber sido así podrían haber mostrado más la ingenuidad de Bruno.

Recomiendo tanto la película como el libro. No sólo porque sea una gran historia, sino como elemento comparativo de lo diferente que puede llegar a ser contar exactamente lo mismo en un medio u otro.

13 comentarios:

Carcayú dijo...

Odio todo lo relacionado con la II Guerra Mundial.
Todo ha sido vilmente manipulado, tanto por parte de los nazis, como de los judíos, y no hay manera de saber qué demonios es verdad y qué es mentira.
De hecho, las crónicas actuales del Holocausto son más fábulas y leyendas que textos con veracidad histórica.
Las únicas pelis sobre la II Guerra Mundial que me gustan son "La Guerra de Hart" y "La Gran Evasión", porque tratan de presos de guerra, no de pobrecitos judíos.

Folken dijo...

Sinceramente, y sin ánimo de ofensa: La enésima chorrada holocáustica.

Haîmat dijo...

No la he visto aún y después de haber leído el libro, francamente, no tengo muchas ganas.
No entiendo por qué el autor pide que no se cuente de qué trata la historia para que así cause mas impacto y luego permite que hagan una película en cuyo trailer lo primero que dicen es "un niño nazi se hace amigo de un judío en un campo de concentración"
Aunque a mi si me interesa lo relacionado con el holocausto, recomiendo leer el libro, más por el modo en que expone toda la situación desde los ojos de un niño, que por el hecho de que sea una historia de campos de concentración.

Misaoshi dijo...

Qué ganas le tengo a la peli necesito algun/a voluntario/a para verla T_T y el libro lo busqué en el centro comercial más cercano y estaban agotados jajajajaja

Lucía dijo...

A mí el libro me encantó, así que seguro que le echo un vistazo a la película.

Déägol dijo...

Al parecer, la película ha disparado las ventas del libro; sobre todo en España (un tercio del total de ventas en el mundo).

No lo he leído, y me gustaría leérmelo antes de ver la peli. Ya veremos si me da tiempo antes de que la quiten de la cartelera...

El Zorrocloco dijo...

Todavía no la he visto, pero para mí la gracia estaba en la intriga del principio de no tener claro qué había al otro lado de la alambrada.

La película se carga eso >__<

Silvia dijo...

El libro me gustó, pero también creo que le dieron demasiado bombo mediático. No suelo ir a ver una peli cuando he leido el libro en tan breve espacio de tiempo, porque no disfruto ni asimilo la peli en si, si no que me paso el tiempo haciendo comparaciones, o buscando los detalles del libro en la pantalla, y no suele funcionar.
Así que yo espero a estreno en video.

Andreu Romero dijo...

Sniff, yo aún prego por una película sobre Neuromante o La llamada de Cthulhu. No sé por qué se quejan de que no hay material fresco para hacer cine.
Hacer una sobre la sabrosa "Apocalipsis Z" sería factible, no? :)

Jill dijo...

Carcayú: La historia es manipulada constantemente por los vencedores, sí. Pocas veces se habla de lo que hicieron "los buenos" dentro de alemania durante la desmantelización nazi.

La gracia de esta historia era que la explicaba un niño que no era conciente de lo que pasa, un niño que piensa que su familia está encerrada (aislada de los de detrás de la alambrada) porque ha hecho algo malo.

Folken: Sí, el tema está muy manoseado, pero no por ello la peli deja de ser buena.

Son temas que siempre se tratarán, al igual que el cine español no puede olvidar la Guerra Civil y la Dictadura franquista.

Haîmat: El libro es genial porque todo se ve desde los ojos de Bruno. Me recuerda a cuándo mi abuelo me contó sus recuerdos de la Guerra Civil, que no se enteraba de nada y no entendía por qué la gente estaba tan exaltada.

Me contó que un día un hombre pasaba en bicicleta por el pueblo y le pegaron una paliza sin haber hecho nada. No entendía por qué, más mayor supo que fue porque llevaba una bandera. >_<

Misaoshi: Amazon rules. xD

Lucía: En la película es un tanto diferente porque ves cosas que en el libro Bruno no ve. Es decir... las cosas en las que Bruno no está presente.

Déägol: Yo se lo regalé a mi novio para su cumpleaños el año pasado y le encantó. Lo cogí porque no le gusta que le hagan "spoilers" y ví que en el argumento de detrás el autor no quería contar nada. Además, la portada y el nombre eran bastante vistosos y daba ganas de coger.

Irónicamente le puse una dedicatoria deseando que ese libro le llevara a mundos fantásticos y le diese dulces sueños.

Shit...

Léetelo aunque al final no vayas a ver la peli... el libro es mejor. xDD

El Zorrocloco: Yo sí que sabía que había al otro lado de la alambrada. >_<

Silvia: encontrarías muchos detalles que no están en el libro y muchas cosas que faltan. No la veas por ahora. :_D

Andreu Romero: Antes tendría que llegar el libro a los EEUU y tener éxito. :_(

A ver si hay suerte...

Mr Blogger dijo...

No solo por los vencedores, sino también por los vencidos. Todo es manipulable, y los intereses siempre son muchos. La verdadera verdad es algo muy complicado de encontrar, y hay que pelear y contrastar muchas fuentes para más o menos hacerse una idea de qué es lo que pasó exactamente y cómo. Eso si, los vencedores tienen a su favor un inmenso poder manipulador, y los vencidos prácticamente nada. Díselo a Carlos María Isidro, un supuesto rey legítimo de España que hay por ahí intentando convencer a la gente de sus derechos, tergiversando, manipulando a partir de bases supuestamente legales y de supuestos documentos, etc. Nadie lo cree, o casi nadie, sobre todo en un país cada vez más republicanos...

Misaoshi dijo...

mierda se me ha olvidado pasar por la fnac x el libro... cagontóooooo y estaba en frenteeeee T_T mañana me aburriré en el bus las 4 horas T_T

Misaoshi dijo...

Ya he comprado el libro me lo termino de leer hoy (lo empecé ayer xD)... que enganche ^^ y el miércoles la peli... a ver si promete tanto como todas las críticas que he leido ^^