viernes, octubre 28, 2011

Mi tortura

No puedo soportar la intriga, el no saber las cosas. El hecho de que se me oculte cierta información, aunque sea una tontería, o que alguien tenga un regalo para mí y no saber qué es me pone muy nerviosa. 

Si la cosa queda en un simple comentario no pasa nada, mis nervios lo soportan y logro olvidarme del tema con facilidad. Sin embargo, si la persona saca el tema constantemente, me lo recuerda e insiste en que no me lo va a decir... cuanto más tiempo lo hace y con más insistencia más mala me pongo, hasta llegar al punto de que el no saber esa información me produce lo que se conoce normalmente como ansiedad (opresión en el pecho, dificultad para respirar, rigidez muscular, obsesión...).

Desde que empecé una relación de retozo estable con Worm estoy curada de espanto. Enterarse de mi pequeña tara ha sido lo mejor que le ha ocurrido en la vida, ya que goza hasta límites insospechados metiendo el dedo en la yaga y haciéndome sufrir.
Cuando os cuento todo esto no tengo en cuenta cómo me tortura cada vez que ha de hacerme un regalo y me avisa con un mes de antelación de que ya lo tiene en casa, no. Si pensáis que es lo máximo que me puede hacer le subestimáis, él es un verdadero artista en provocarme ansiedad.

Os pondré un ejemplo: 

Hace cuatro años, estaba vegetando en los bancos de la universidad cuando me llegó un sms de mi tumorcito. ¿Su contenido? Cuatro números. Cuatro putos números sin ningún sentido. Cuando le vi le pregunté el significado de tan extraño mensaje y me dijo que lo buscara en Internet. Después de una búsqueda intensiva de semanas, me siguió insistiendo con el número, si lo había averiguado ya y, ante mi negativa, se negó en rotundo a decírmelo.

Hace dos años me dijo que cuando me olvidara del número me diría el significado. Olvidé el número.

El año pasado que me lo diría cuando me olvidara del asunto. ¡¿Pero cómo me voy a olvidar si me has creado una puta obsesión?! ¡Si es recordarlo y costarme respirar!

A día de hoy, más de cuatro años después del suceso, sigo sin saber qué quería decir. Sé que cuando esté en mi lecho de muerte, demacrada y enganchada a un respirador, utilizaré mi último aliento para preguntarle una última vez. Sé que entonces me mirará conmovido, se inclinará suavemente sobre mí, cogerá mi mano y dirá: "búscalo en Internet". 

Sí, voy a morir sin saberlo, lo tengo asumido.

¿A qué viene todo esto? 
En capítulos posteriores.

11 comentarios:

Kaworu dijo...

Pero pon los números a ver si entre todos le encontramos el significado y le jodemos el plan (y colaboramos en mantener tu salud mental dentro de límites estables).

Jill dijo...

Kaworu: lo jodido ya es que he olvidado el número exacto. Sé que había un 5 y que había un 8, pero los otros dos no los recuerdo y no sé en qué orden estaban.

En un cumpleaños de mi padre y de mi abuelo (cumplen practicamente el mismo día) resultó que los cuatro números coincidían con los números de las velas de cumpleaños, así que los coloqué e hice una foto. Allí podría recuperar el número.

... peeeero, tengo el pc jodido y no puedo mirar las fotos porque están en un cd y el portátil no tiene lector. Sí, podría usar cualquier otro ordenador de la casa, pero como no sé el año exacto estaría dos horas mirando las fotos de cada uno de los cd, así que acabaría siendo una locura. xD

Le preguntaré a Worm a ver si recuerda el número. Pero bueno, ya sabes que no.

H@n dijo...

Me he partido, pero bonita mía, conociéndo a tu tumorcito, serían 4 número puestos al azar para hacerte desesperar. Con erótico resultado.
Por que las chifladas obsesas son super eróticas y más si son tu <3

Andreu Romero dijo...

Naaaada, mujer. Ponte en plan chica de "Audition" y confesará:

http://www.youtube.com/watch?v=MQhQeSYx-XY&feature=related

Kiri-Kiri-Kiriiiiiiii!!!! XD

Kaworu dijo...

¿Te estás comiendo la cabeza por un número que ni siquiera recuerdas?

Y sí, las locas son interesantes.

Ironic Woman dijo...

Me cuentas esto y me doy cuenta que mi vida es muy simple y poco intrigante. Y no se si alegrarme...no puedo escribir entradas tan chulas!!

Que cosas te pasan chica XD

Y...yo me spoileo las series y si puedo hasta la vida misma me la spoileo...no soporto las intrigas.

Un saludo!!

Sir Arthur dijo...

para ti han superado la intriga que suponian los numeros de perdidos XD. menos mal que no nos vemos a menudo (no nos vemos nunca XD) por que yo disfruto mucho haciendole sufrir a la gente cotilla. Una de mi grupo es muy cotilla y le mata de la rabia que no le cuenten las cosas, y siempre que se algo que se que le interesa le suelto la informacion muy de pooooco a pooooco por que me hace gracia verla pedirme que se lo cuente XD

El Zorrocloco dijo...

Estoy de acuerdo con H@n. Cuando consigas olvidarte del tema de los números, siéntate en un rincón a tratar de no pensar en un oso polar XD Todo el tema me recuerda a El Juego, al que, por cierto, acabas de hacerme perder =P

http://es.wikipedia.org/wiki/The_Game_%28meme%29

Tarambana dijo...

Yo creo que cuando le vuelvas a preguntar por los números con tu último aliento, él se acercará y te susurrará al oído... "cacafuti"
:D

Mr Blogger dijo...

Los números son chungos, lo que yo te diga...

Dani MO dijo...

Magnífica entrada. Ciertamente es un hecho desconcertante y más si te hace sufrir de ese modo. A mí me dan pánico las frases "No te vas a morir por hacer esto, tal" o "Voy a morir sin hacer..." -dios, cada vez me explico peor- Cuando las digo sin querer, si tienen un plazo, hasta que ese plazo no pasa estoy inquieto. A veces las pienso y antes de decirlas me paro -si no las digo no funcionan, al revés de los deseos- Gracias por seguir mi blog de supuesto "humor". ¡Nos vemos!