domingo, abril 29, 2007

Premonition:7 días

Hacía ya un mes que no pisaba el cine, desde 300 y el aumento de los precios de butaca (hijos de...) me había mantenido apartada de uno de mis hobbies favoritos. Ayer al fin rompí mi abstinencia y fui a ver Premonition: 7 días... ¡No encontré peor forma de retomar el hábito!

Este film nos muestra la historia de Linda (Sandra Bullock), una feliz ama de casa que cuida de su familia a pesar de los recientes problemas conyugales. Una mañana, tras escuchar un extraño mensaje de su marido (Julian McMahon) en el contestador, es informada de que éste ha muerto en un accidente de tráfico y, al final del dramático día, acaba quedándose dormida en el sofá. Al día siguiente Linda se despierta de nuevo en su cama y, al bajar a la cocina, descubre que su marido está desayunando tan campante en ella. Así, nuestra joven ama de casa (que por cierto, no es muy lúcida) se ve atrapada en un extraño suceso paranormal en el cual vive día sí y día no en el futuro, buscando pequeñas pistas sobre los sucesos que rodearon la muerte de su marido y qué fue lo que provocó el accidente para así poder salvar su vida.

¿Dónde están Mulder y Scully cuando se les necesita?

Los saltos temporales hacia el futuro y el presente intentan provocar sensación de incertidumbre en el espectador, con el objeto de aumentar la intriga y causar cierta sensación de desamparo. Sin embargo, a pocos minutos de empezar la película es fácil imaginar su final y, más que intrigar llega a marear y aburrir. Lo único que puede salvarse de ella son dos o tres planos decentes.

No vale ni de lejos los 6 euros de la entrada... Y eso sin tener en cuenta mi odio exacerbado hacia Sandra Bullock (Linda), cuya carrera cinematográfica está en declive desde Speed -exceptuando películas como Crash- , y hacia Julian McMahon (Jim), que no debió salir nunca de su papel en Embrujadas y que tiene menos variedad facial que una máscara de titanio.

No hay comentarios: