jueves, mayo 31, 2007

O2 + CO2 + H2 + O3 + ... ¿C17H21NO4?

Cambiar de aires es beneficioso.

Gracias a menéame hoy he descubierto el por qué de mi gran pasión por Roma. Las razones por las cuales en esa ciudad viví cinco de los días más divertidos de mi vida: Se han encontrado partículas de cocaína y cannabinol en el aire de Roma.

Tal y cómo lo leéis. Se ve que el Consejo Nacional de Investigación ha decidido investigar qué componentes se pueden encontrar en el aire de Roma, Taranto y Argel, descubriendo una bonita sorpresa. ¿Serán los niveles lo suficientemente elevados para afectar de forma significativa a la población?

¡Qué gran desilusión! Toda aquella alegría y diversión resultaron ser producto de las drogas.
¿Desarrollarán los turistas una adicción hacia Roma? Si es así podría considerarse una buena estrategia para fomentar el turismo en la capital... Si fuera realmente efectivo podríamos aplicarlo a otras zonas, como Mallorca, así no tendríamos miedo a las temporadas de turismo bajas o la incesante preocupación por el "embellecimiento" de la isla. Un gran alivio para todos.

Si el aire romano me supuso un aumento de la serotonina de un 20%... ¿Qué debe tener el aire ibicenco que me volvió totalmente loca?

No hay comentarios: