domingo, junio 24, 2007

Faltan cinco días.

Cuando pienso que soy de los pocos desgraciados que tienen exámenes hasta el último día de mes me crispo, me pongo de mala leche.

Mira que en un mes hay días, pero no, no les dió la gana dejarnos acabar antes y nos ponen el último día 29... ¿Y por qué no el 30 graciosillos? ¡Porque cae en sábado!

A cinco días de mi libertad ya estoy haciendo multitud de planes para estas vacaciones, mi hiperactividad y mi incapacidad para quedarme quieta diez minutos me exigen muchas actividades para pasar el tiempo, para no aburrirme.
Así que busco trabajo, me apunto a viajes, hago una lista de películas, libros y cómics que disfrutar y hasta busco algún lugar en el que aprender de una vez dibujo y guitarra.

Me resulta imposible imaginar un verano sin ninguna actividad... la vida es demasiado corta para pasársela mirando a las musarañas.

¡Ánimo chicos!

4 comentarios:

Fènix dijo...

Si te sirve de consuelo hay quien tiene examen incluso el sabado 30.

Hugo dijo...

y otros no acabamos hasta septiembre...

Kaworu dijo...

Y para algunos la vida entera es un examen que no termina nunca

Jill Bioskop dijo...

x'DDDD

¡Que graciosos, monos y adorables!