miércoles, marzo 19, 2008

Autocontrol blogocoso

Desgraciadamente me reprimo en el blog.

Supongo que esto es un problema en todos los bloggers que mantenemos una bitácora personal. Estamos aquí y plasmamos nuestros pensamientos un poco como tortura, un poco como terapia de grupo.

Hablamos de aquello que nos interesa, damos opiniones, contamos experiencias propias, comentamos sobre política, noticias, el maravilloso tiempo primaveral... y aunque intentamos plasmar en letras lo que somos nunca lo hacemos totalmente. ¿Hasta qué grado nos reprimimos? ¿Hasta dónde nos dejamos conocer?

Llevo ya unos cinco años posteando (dos en un blog que rematé, un tiempo en uno no personal junto a Jordi y tres en este). En ellos he pasado por diversas etapas: desde la de posts incomprensibles para gente ajena a mi; los posts insustanciales en los que no dejaba entrever quién era y los posts de ahora, en los que me muestro pero no me exhibo. Años probando cómo me sentía mejor en esta gran red, buscando una forma apropiada para dirigirme al mundo que me hiciera sentir cómoda, de disfrutar escribiendo.

Y hoy, mientras escribo este post, me siento como en casa... a la vez que autocensurada.

El maldito "ego del blogger" me hizo hablar en su día de la existencia de La mujer trampa, así que mucha gente que conozco lo lee y en ocasiones me veo totalmente impedida para hablar e ironizar sobre algunos temas. Porque aunque los conflictos ya estén solucionados suele molestar que se meta el dedo en la yaga.

También me veo influida, como todo el mundo, por la necesidad de mantener cierta privacidad, de guardarme algo solo para mí. Cosas que quizá estuviera más tentada a contarlas en el anonimato pero que quizá tampoco salieran a la luz. ¿Es bueno abrirse totalmente?

Así que Jill soy yo, pero no en su totalidad.

¿Vosotros os desnudáis en el blog?

12 comentarios:

FrIkI dijo...

M'encanta el post. Una de les poques vegades que llegesc alguna cosa a la que no hi tenc res que objectar xD
Tenc lectors del bloc que no em fan sentir còmode a l'hora d'expressar tot el que sent, diguem-ne que sent algun tipus de "responsabilitat" a l'hora d'escriure.
He estat temptat vàries vegades d'escriure un bloc des de l'anonimat, que cap dels meus companys i familiars coneguin, pot ser algun dia ho faci, però no t'ho podré dir... :-P (si un cas ja et comentaré si canvii l'estil i em puc despullar sense pors).
Puc assegurar que em sent més còmode despullant-me en persona que al bloc. Sí.

Misaoshi dijo...

Es lo que tanto me pregunto con lo que escribo últimamente, de dejar de hablar de mis intimidades y mis dudas mentales (que pegan con el título de mi blog... que en realidad lo puse por poner un título que diera juego, y ahora más que nunca lo da), ser más objetiva a la hora de opinar o contar cosas para que la gente no vea mis defectos, pero como humana que soy y para que la gente se pueda identificar conmigo y si mis opiniones pueden ayudar a alguien no está mal que utilice también pensamientos propios e intentar analizar mis problemas...

Y sobre los nicks... puedo alegrarme en ser la única en España (por ahora y que siga...).

Saludos!

s18d9 dijo...

Como bien sabes yo ya tuve que cerrar hace mucho mi space de MSN (al que podía acceder todo aquel que me tuviese entre sus contactos), donde, a pesar de no desnudarme por completo ante mis pocos lectores, intentaba mostrar mis opiniones lo más claramente posible aunque parcialmente autocensuradas, lo que aún así levantó ciertas ampollas.

El problema es que si tienes un blog simplemente para comunicarte un poco más con tus conocidos esa autocensura pues no limita mucho, pero si lo que quieres es una vía de escape, donde expresar todo aquello que a veces no nos atrevemos a decir en voz alta, esa censura por el "qué dirán" o el "se darán por aludidos" elimina toda posibilidad de expresarse como uno querría.

En mi modesta opinión, es conveniente buscar esa vía de escape, ya sea mediante una bitácora o un blog o de cualquier otro modo, pero si se hace en forma de blog es conveniente que sea completamente anónimo, para que todo lo que allí digas quede entre tú y todo aquél que, por casualidad o por obra del destino, acabe leyendo esas opiniones o escritos más íntimos sin conocerte lo más mínimo.

... he dicho.

Bsos bombón ***


P.D. Creo que me he enrollado un poquillo :S

Déägol dijo...

Creo que todos nos autoreprimimos a la hora de escribir. Es algo inherente al bloguero. Puedes opinar, puedes discutir, puedes mostrar ciertos rasgos de tu personalidad, pero jamás puedes mostrarte completamente tal como eres, bien porque no quieres hacerlo, bien porque no puedes, o bien porque los lectores no te entienden. Creo que es algo difícil de explicar. En cualquier caso, personalmente, cuando quiero decir algo lo digo, aunque muchas veces lo hago de forma bastante confusa para que no se entienda, o para que solamente lo entiendan algunos xD

Alfrodo dijo...

Todo depende de cómo te encuentres moralmente. Si has leído el mío, te encontrarás con algunas partes que muestran algo más allá que comentarios y demás. Si de alguna manera te da miedo, usa metáforas, casi siempre suele funcionar y uno queda a gusto con su yo interior.

ruti dijo...

pues vaya caca, ¿no?

¿Autorepresión en la expresión?

Ahí hay algo que no casa.

Quiérete mucho, pequeña, tanto como para escribir lo que te pare...

Quizá tengas que cambiar de medio, ya que viciamos conductas de forma inconsciente. Si mucha gente conoce tu autoría y relaciona tu nick con tu persona es normal que te cueste mostrar todos tus monstruos, tus dulces, tus puntos fuertes, flacos... (si es lo que quieres hacer). Pregúntate por qué quieres hacer eso. Darte a conocer, en todos tus ámbitos puede ser una forma de llamar la atención, reflejo de algún aspecto en la vida no digital en la que te sientes ignorad@
Nuestro primer paso es reconocer todas esas cosas en nosotros y luego es normal quererlas compartir, aunque probablemente funcione mejor persona a persona, amigo a amigo (de los buenos, de los que no juzgan, ni comparan...)
Yo creo que un blog es un medio adecuado de difusión para ciertas cosas de interés general, conocimiento particulares que quieres abrir al mundo e incluso emociones y personalidades íntimas (pero para ésto es necesario preservar el anonimato)
Si quieres contarnos todas esas cosas pues cuéntanoslas y punto. y si te resulta más fácil el pleno anonimato pues ala...
Eso sí... a mí me dices quién eres... :-p Yo creo que contar todas esas cosas puede ser muy constructivo para tí.

Jill dijo...

¡Ala! ¡Cuántos comentarios!

Friki: M'agrada que t'hagui encantat. Jo vaig començar un blog secret, però com les coses interesants i divertides les contava aquí vaig pensar que no tenía massa sentit. Fer l'altre i aquest alhora tan sols feia que no em dediqués completament a cap dels dos.

Potser qualque día podré lliurar-me de les trabes socials i psicológiques que em mantenen obligada a mostrar-me políticament correcta al món.

(Despullat en persona :D~~ xD)

Misaoshi: Sí, el título pega muchísimo con tu blog. Tienes un laberinto lleno de sorpresas en la cabecita Misaoshi, no dejes que nadie te diga lo contrario.

Ese es el problema, el miedo a mostrar los propios defectos, a ser juzgado. Tras superar ese miedo todo debería ser más fácil, ¿no? No sólo en el blog, sino en la vida cotidiana.

s18d9: Estoy totalmente contigo. Sé lo que pasó con tu space y sé los problemas que sucedieron a causa del mismo. Es muy triste que tanta gente se diera tan por aludida y se dedicasen a ser tan idiotas antes de hablarlo claramente contigo.

Sabes cosas que nadie sabe, así que con una mirada cómplice te lo diré todo. ;D

Déägol: Lo malo es cuando quieres comentar cosas que ya has tratado con las personas aludidas. Dan igual las metáforas, ellos comprenderán lo que estás diciendo.

Alfrodo: Ya me había fijado en que algunos de tus posts dicen más de lo que parecen decir. Sin embargo, al no conocer tus circunstancias personales, tu contexto actual, me es imposible saber de qué estas hablando exactamente. Sin embargo... ¿Le pasa lo mismo a la gente que te conoce? O entiende perfectamente de lo que estás hablando. :S

Ruti: No creo que me vaya de aquí, le he cogido mucho cariño al blog y sobretodo a la gente que he conocido desde aquí... No sé, supongo que tendré que aprender a romper con mi barrera autoimpuesta y soltar lo que me apetezca cuando me apetezca sin temer las represalias. ^^

Gracias a todos, sois encantadores *_*

Andreu Romero dijo...

No es bueno contarlo todo, que el Gran Hermano nos vigila. Es una posibilidad, no totalmente loca. Nunca sabemos quién lee, así que es mejor no exponerse totalmente, o no exponer vulnerabilidades (si existe esta palabra).
En mi caso, desde luego, uso el blog como terapia para no perder la cabeza. Intentaré insertar visiones sobre Palma desde mi punto de vista, y no como esa postalita de La Seu que se llevan los guiris.
Ánim.

Demóstenes dijo...

Bueno, yo me reprimo en parte. Para algunas cosas soy mucho más reprimido en persona, no me paso el puñetero día criticando a la sociedad. Aunque también hay que tener en cuenta una cosa, y es que a mí nadie me lee xD.

Silvia dijo...

Hola tus,

yo como aún estoy en una primera etapa, aprendiendo mucho, y además con muy poco tiempo, tengo mi respuesta clara:NO!

Y supongo que es porque aún estoy puliendo cómo expresarme en el blog, o incluso sobre qué escribir. De todas maneras, sí hay algún post auténtico, que suele surgir de mi interior cuando me indigno verdaderamente con algo.

Jill dijo...

Andreu Romero: Sí, por eso en parte yo también me reprimo... Quizá es más peligroso que te lea gente que te conoce y que no sabes que lo hace que la gente que sí que eres conciente de que lo está haciendo. (Qué lio!)

Demóstenes: Yo te leo O.o. Vale que llevo unos días desconectada del mundillo blog pero... tengo mis razones (jijiji).

Silvia: Los mejores posts son, sin duda, los que salen en un ataque de rabia sin pensar. (Almenos son los que al final resultan más divertidos).

marilink dijo...

Creo que el tema de la autorrepresión pasa por circunstancias personales y de las decisiones que tomemos con respecto al blog.

En mi caso, en algún momento pensé que mi ideal era escribir de forma "objetiva", pero a la larga descubrí que eso no servía a nadie, ni a mí ni a los que me leían. Si no aporto contenido nuevo, para mí no tiene sentido tener un blog, no pasa de ser un copy&paste.

Es cierto que en algún momento una puede sentirse un poco expuesta al poner sus propias opiniones, pero creo que esos conflictos los tenemos que resolver cada uno de nosotros.

Si quisiéramos escribir un diario íntimo, estamos hablando de otra cosa, y quizás para eso habría otras herramientas, como por ejemplo cerrar el blog a visitas públicas y cosas así. Para mí el blog es conversación, y esa conversación tiene que estar abierta al público.