miércoles, junio 11, 2008

Mar adentro ... opiniones sobre la eutanasia

Como mujer de poca fe hacia el cine español, nunca había querido ver Mar adentro, la película de Alejandro Amenábar que trata sobre la petición de Ramón Sampedro (tetrapléjico desde los veinticinco años) de la eutanasia.

El film empieza cuando Julia, la abogada que quiere llevar el caso a juicio, va a verle a Galicia para preparar el caso. Mientras se desarrolla la historia el personaje de Ramón va explicando el por qué de su decisión y debatiendo otros puntos de vista sobre la eutanasia, reflexiones y discusiones que hacen a la película realmente interesante y que nos obliga a recapacitar luego sobre el tema.

Aunque creo que el suicidio es una medida muy egoísta, también pienso que todos tenemos derecho a nuestra vida y a disponer de ella como queramos si estamos en nuestras plenas facultades mentales (incluye no estar deprimido) y ninguna otra persona te induce a ello.

Sin embargo... ¿Qué es más egoísta, el suicidio o retener a alguien en contra de su voluntad?

Es muy fácil plantearse todo este tema mirándolo desde ojos externos a la situación. ¿Si fuera alguien a quién amases sería tan fácil decir sí o no? ¿Aceptarías que muriese sin intentar impedirlo?

Aunque comprenda que alguien quiera morir, que tenga derecho a su propia vida y a su propia muerte, creo que difícilmente recibiría mi ayuda para lograr sus objetivos. Es más, si me encontrase a alguien agonizando en pleno intento de suicidio llamaría corriendo a una ambulancia, haberse dado más prisa al morir.

Supongo que todo depende de la percepción que se tenga del mundo, del miedo hacia la muerte, de las circunstancias y la esperanza de que, aún impedido, la vida pueda tener aquellas pequeñas cosas que nos hacen disfrutarla plenamente (tiendo a ser muy optimista).

¿Es egoísta pensar así? Al igual que el suicida puede demandar que por amor acaben con su vida, el no suicida tiene el derecho de decidir no formar parte de ello. No se me puede exigir que no me duela, que no le intente convencer, ni que desee que esa persona siga a mi lado; al igual que no se me puede culpar por no querer ser la mano amiga que le da el veneno.

Me molestó muchísimo que, en la película, Ramón le dijera a su hermano que tenía la cabeza llena de serrín por no aceptar su deseo de quitarse la vida. Encuentro injusto que, pidiendo él comprensión hacia su situación y decisión, no se molestase en comprender los sentimientos de la gente que iba a dejar atrás.

Sin embargo, no sé que haría si se diera el caso: si preferiría llorar por la pérdida o ver cómo una persona que sufre me pide que le ayude a acabar con todo. Todo depende de una infinitud de factores que condicionarían mi opinión y mis acciones, ya que no es una decisión fácil, ni hay respuesta correcta o incorrecta.

En todo caso, creo que la eutanasia debería estar permitida legalmente siempre que se demostrase que es una decisión razonada, no influenciada y lúcida de quién la solicita.

.

17 comentarios:

Demóstenes dijo...

(wow, una entrada con chicha la de hoy...)

Puede que el suicidio sea algo egoísta... pero cómo no iba a serlo? Mi muerte es mía, y si yo decido morir no lo haré teniendo en cuenta a mis allegados.

En los mundos de yuppi quien quiere morir en el último momento igual se arrepiente porque recuerda lo mucho que le quieren. Pero en la realidad hay situaciones que hacen que tu vida parezca cualquier cosa menos eso: una vida.

Pero condicionar la eutanasia a ciertas condiciones es como el aborto, que es legal en sólo uans cuantas condiciones. Mi vida es mía y tengo derecho a terminar con ella cuando me dé la gana, y en realidad es al revés, no sólo no tengo derecho a mi vida, si no que creo que te pueden multar o algo así por intentar suicidarte.

Uno siempre puede decir con relativa facilidad que la eutanasia es casi un favor para el pobre Ramón Sampedro, o para un enfermo esclerótico, o incluso para alguien con alzheimer precoz. Pero porque son casos incurables. Pero las enfermedades mentales no siempre son curables, o no del todo, quizá alguien se sienta desgraciado por sufrir algo que igual no es tan espectacular como un tío que tiene que estar postrado en la cama.

(toma comentario largo! :D)

Jill dijo...

Pero... ¿Tú le ayudarías? La eutanasia se refiere a personas cuya vida está condicionada por enfermedades degenerativas y cosas así, el problema está cuando ellos mismos no pueden dar el paso (suicidarse por su propia mano) y requieren de la ayuda de otra persona.

¿Podrías ser tú esa ayuda? ¿Estarías dispuesto? Es más, ¿Si encontrases a alguien casi muerto por intento de suicidio te harías el longuis y no llamarías a la ambulancia?

El problema del aborto es que no decides sobre tu vida, sino que decides sobree la vida de otro ser que, si no lo quieres tener, puedes poner en adopción tranquilamente. No es, ni por asomo, lo mismo que la eutanasia. El debate es mucho más complicado por la concepción de "qué derecho tienes sobre la vida del niño", "cuándo se comienza a ser persona", "existencia de la posibilidad de darlo en adopción", etc.

Respecto a lo de la eutanasia... Mucha gente prefiere no vivir sufriendo, un deseo que respeto profundamente pero que no tengo por qué cumplir por mi conciencia, mis valores y mis rollos morales. Su libertad no puede imponerse sobre la mía, al igual que creo que la mía no debe imponerse sobre la suya.

Hoy en día creo que intentaría convencerle de lo bello que es vivir y, en todo caso, preferiría no saber ni el día, ni la hora de su muerte porque me sería difícil no interferir. Sin embargo, soy conciente de que esto lo pienso sin tener ningún caso próximo y que si fuera así posiblemente pensaría de forma diferente.

Es por eso que creo que no se debe juzgar a la gente que sí que ayudaría en ese caso, ni a la gente que no quiere participar en ello. Depende mucho de la persona, las circunstancias, los valores, etc.

Gatit dijo...

Creo que no te entiendo cuando dices que el suicidio es muy egoista. Creo que es decisión propia decidir si quiero quitarme la vida o no, pero considerar eso egoismo... Para no serlo, ¿debería seguir sufriendo una vida que odio y que me hace infeliz?

En cuanto a ayudar a alguien a morir, creo que es un caso diferente. Nadie puede pedir eso a una persona que quiere. Es demasiado doloroso.

Este es un tema demasiado largo y tedioso, con un sinfín de opiniones y puntos de vista, para tratarlo en un simple post.

Creo que la mejor manera de terminar este mediocre comentario (producto de las prisas y el trabajo) es con una pregunta:
¿Tú que harías en una situación semejante?
Y es una pregunta para todos.

Un saludo.

Pimkie dijo...

Creo que et dejas una pregunta importante en el tintero: ¿serías capaz de perpetuar el sufrimiento y el dolor de la persona que amas?

Andreu Romero dijo...

(Respondiendo a gatit): ¿Morir matando? :p
No, es coña (creo). Si mi caso no tuviera solución, escribiría algo de despedida y luego estiraría la pata.

Anne dijo...

Coincido contigo, Jill, pero quizá porque soy de esas que tiran adelante, aunque sea a ciegas y pegando empujones. La idea de llegar a pensar en suicidarme me pone los pelos de punta.

Yo no sé lo que haría, pero en una situación así probablemente no querría saber nada (después de haber intentado por todos los medios que la persona cambiara de opinión).

Jordi Llull dijo...

Bueno, y al final qué te pareció la peli?

Haîmat dijo...

Pues si, el suicidio es egoista, pero es obvio que si es tu vida, seas tu el que tenga el derecho a eleir cuando acabarla, ¿no? Serás tu el que tendrá que seguir adelante, tropezar y poder o no levantarte. Si, la vida es hermosa, pero no para todos y esa gente que quiere hacerlo, pues no veo porqué no se le puede dar esa oportunidad, eso si, poniendo unos requesitos básicos como en el caso de Sampedro o Chantal Sebire la mujer francesa que hace poco pidió la eutanasia y se suicidó.
Y si un ser querido me pidiese ayuda... no se lo que haría. Todo depende de las circunstancias. No se si podría soportar ver a un ayegado pidiendome que le de tal pastilla o le acerque tal pajita para acabar con su sufrimiento, pero claro, ¿serías tu capaz de ver a un ser amado agonizar entre sufrimientos?
Y de todos modos, has dicho antes que si te encontrases a alguien agonizando en pleno intento de suicidio llamarías a una ambulancia "haberse dado más prisa al morir" Puff sinceramente, si yo fuese ese alguien, supongo un desconocido, no sabria que hacerte, si querer darte un abrazo en el caso (complicado) de que se me olvide la idea o mandarte al garete por meterte en mis asuntos (sin ofender)

No se, es algo muy relativo y subjetivo y porque este permitida la eutanasia no creo que vaya a haber más muertes (no creo que los griegos y los romanos murieses a puñados por suicidarse precisamente). Simplemente, si no vas a usarla tu, ¿por que no darle esa opción a la persona que realmente lo necesite?

Ala, lo dejo que es un tema muy largo. Y con el aborto ya ni me meto.

Agurcillo

Demóstenes dijo...

No croe que la eutanasia deba ser sólo para gente que no se puede suicidar. En Holanda un enfermo de esclerósis amiotrófica en fase no avanzada puede pedir la eutanasia para tener una muerte digna incluso cuando aún podría atarse él mismo una cuerda y ahorcarse o tirarse por un precipio por su propio pié.

La eutanasia es pedir que si alguien quiere morir no tenga que hacerlo con la cara amoratada o todos los huesos rotos o con una bala en el cerebro. Pongamos por ejemplo que te diagnostican un cáncer terminal y tú decides que antes de verte postrada en la cama con morfina hasta las cejas para no sentir el dolor decidas tener una muerte digna en la que te puedas despedir de tus familiares. Quien de un modo meditado piense que quiere morir (no me refiero al típico impulso suicida a lo emo) porque realmente ve que no hay ninguna otra salida, y si después de intentar buscarle alguna solución médica o psiquiátrica se ve que no hay nada más que el mismo sufrimiento... Yo si fuera médico, ante un caso como los que te he explicado no sentiría remordimientos en aplicarle la eutanasia. Si encontrara a alguien moribundo porque se ha intentado suicidar llamaría a la ambulancia, porque lo más probable es que fuera un acto impulsivo, además que para aceptar la muerte de un algún allegado necesitaría algo de tiempo, no digo que la eutanasia se tenga que hacer de un día para otro.

Lo que ocurre es que los casos en que el que quiere perder la vida no puede hacérselo por sí mismo son los más sonados, pero no deberían ser los únicos.

Estoy de acuerdo con que he hecho una mala comparación, el aborto es un tema bastante más complicado que la eutanasia, porque hay que pensar cuándo debemos considerar que el feto es lo suficientemente humano como para sentirnos asesinos al abortar.

Haîmat dijo...

Vale, se que esto no debería ir aquí y que no tiene nada que ver con este tema, pero Jill te he "nominado" para un concurso. Mira aquí de que va por si te interesa

elijah dijo...

Emm, mi opinión:
Aborto es otro tema.

Eutanasia: sí, totalmente, mientras la persona lo decida en estado conciente (concuerdo, no deprimido, drogado ni nada).

¿Suicidarse es egoista? Casi no entiendo la relación. ¿Acaso vivimos para otros? La vida es egoista, dado que es de cada uno.

¿Ayudaría a alguien así a morir? Totalmente. Vos ponés en igualdad el sentimiento de alguien que no quiere que su ser querido muera con el sentimiento de ese ser de morir. Y no son iguales, dado que no están en igualdad de condiciones (uno puede salir caminando y no hacer nada, pero el otro no puede matarse). Por lo tanto, el decidir no ayudar no me parece bien, ni que sea lo mismo que ayudar. Si una persona puede matarse, y me pide que lo haga por él, ahí si me negaría dado que estamos en igualdad de condiciones. Pero una persona que no puede matarse me lo pide... ejemplo: (salvando la distancia) tenés un familiar ciego que quiere marcharse lejos, y eso a vos te duele y no querés que lo haga, pero él te pide que lo lleves a la estación de tren. ¿No lo harías? ¿No ves que en realidad te estás aprovechando de una desventaja suya para poder cumplir tu deseo ? Tenés un "AS" en la manga que es su imposibilidad, su inferioridad de condiciones, y te aprovechás de eso para cumplir TU deseo (ahí sí, totalmente egoísta).
Si realmente querés a la persona lo vas a ayudar: simplemente porque te necesita.

Borja "Carcayú" Prieto Coscollá dijo...

Si estuviese en su lugar, o conectado a máquinas por muerte cerebral, también pediría la eutanasia.
Sin embargo, si alguien me pidiese que le ayudase a morir, sinceramente, no sé qué haría. Así a bote pronto me falta estómago para arrebatar vidas ajenas, llámame cobarde si quieres.
Sin embargo, todo ésto lo digo ahora. Ésta es una de esas tantas situaciones sobre las que puedes decir mucho pero nunca dices la verdad hasta que las vives.
Sinceramente, espero que nunca me llegue ninguno de los dos momentos. Y, si llega, espero saber y poder tomar la decisión correcta.

Toni T Morro dijo...

Sinceramente, no puedo opinar sobre este tema porque no lo he vivido. Podemos decir "claro, si yo estuviera en esta situación haría tal cosa o tal otra.." pero cuando una desición tan importante como esta se te presenta nunca sabes como vas a reaccionar de verdad.

Lo más cercano que he vivido es que una amiga hace poco me ha dicho que si quiere de aquí a unos meses se va a vivir a Granada. En esta situación me he mostrado totalmente en contra.

Sé que no es lo mismo, pero por especular... ¿por qué no hacerlo sobre una base sólida?

Jill dijo...

Vamos allá. :)

Gatit: Digo que es egoísta porque como persona alguien te ha dado a luz, te ha mantenido durante toda tu infancia, te ha dado su cariño y, tras la enfermedad, has tenido a personas a tu lado para darte apoyo e intentar hacerte feliz, sufriendo por tí, y que al solicitar el suicido (por muy en tu derecho que estés) se sentirán heridas por "no haber hecho suficiente" aunque no hubiera nada más que hacer.

Es cómo si yo tuviera una bolsa de patatillas y me negase a darte una. La bolsa es mía, sí, pero es egoísta pensar sólo en mí.

Y bueno, lo dicho, en estos momentos creo que le diría que no, pero hasta que no te pasa algo similar nunca se sabe. :S

Pimkie: El problema está en que soy incapaz de quitar una vida humana por mucho que ésta lo desee. La muerte es algo muy serio que no tiene marcha atrás. :S

Andreu Romero: A mí me sabría mal hacerlo si sé que por ello mi familia lo va a pasar peor que estando yo viva... :S

Anne: Por algo nos llamamos igual. xD

Pienso exactamente igual que tú, por mucho que sufriera intentaría ir hacia delante... Morirme no es lo mío. :S

Jordi Llull: Ya te dije que muy buena amorcito. >_<

Haîmat: Digo que debería estar permitida, pero que a mí no me pidan que sea la mano que le de paz a la persona. Mi conciencia agonizaría.

Y sí, si me encontrase a alguien a punto de morir por suicidio llamaría a una ambulancia sin dudarlo. Al fin y al cabo así tendrá otra oportunidad para pensarse las cosas y el haber dejado a alguien morir no pesará eternamente en mi conciencia, no lo soportaría. >_<

Demóstenes: Sipe, tengo entendido que en Holanda y en Bélgica está permitido, hecho que demuestra que son sociedades mucho más liberales y alejadas de la moral religiosa que el resto de países.

No digo que esté en contra de la eutanasia, es más: estoy a favor. Digo que intentaría convencer a mi allegado de que no lo hiciera y me negaría a ser yo la que acercase la pajita. Porque aunque sepa que cada uno es dueño de su vida, no tengo por qué estar de acuerdo con su decisión. :P

Haîmat: Lo estuve mirando ayer y no me enteré mucho, pero investigaré sobre ello (300 billetitos lo valen xD).

Elijah: Sobre el egoísmo del suicidio te digo lo mismo que le he dicho a Gatit. xD

Y bueno, sobre lo de ayudar a alguien sin dudarlo... Es cosa de cada uno, sinceramente. Mi conciencia no me lo permitiría, si algún otro desea hacerlo me parece perfecto, pero yo no quiero ser partícipe de una muerte.

Lo que es egoísta, más que el suicidio, es que utilizando el chantaje psicológico de "si me quisieras lo harías" o "te aprovechas de mi incapacidad para cumplir tu voluntad" intenten que, o bien por remordimiento o por pena, realice una acción que me destrozaría psicológicamente. Si la eutanasia estuviera permitida la persona se lo pediría a un médico, no a mí.

Si yo me niego siempre se lo puede pedir a otro, así de fácil.

Y bueno, lo del ciego no es ni por asomo lo mismo porque si se arrepiente siempre puede dar marcha atrás. NO es quitar una vida, es simplemente alejarse. Creo que la diferencia es bastante clara (sobretodo porque en un caso sí que le acompañaría y en el otro no). :S

¿Es egoísta querer preservar mi propia salud psicológica? Es mi cuerpo, es mi vida, es mi mente, si para tí no es egoísta querer suicidarse, no debería ser egoísta mirar por mi conciencia.

Carcayú: No creo que no querer arrebatar una vida ajena sea egoísta, lo encuentro totalmente comprensible. A mí ya me cuesta matar mosquitos... -___-u

Toni T Morro: Almenos a tu amiga podrás visitarla y ella volver de vez en cuando aquí. No te preocupes, hay amistades que no se rompen con la distancia. >_<

Neutrino dijo...

A mi lo que me parece muy injusto es que cualquier persona puede suicidarse salvo las personas como Ramón Sampedro que por su estado no pueden ni moverse. Si quieren dejar de vivir o sufrir que tengan una manera de hacerlo... en un hospital o en casa.

Saludos

José dijo...

Lamento diferir con muchos de Ustedes, pero respeto sus opiniones.
Tengo 34 años, y estoy tetrapléjico desde los 18 años por un accidente que dañó mi columna.
Gracias a la ayuda de familiares, amigos y de Dios, pude seguir mi vida. Estudié en la Universidad y soy Diseñador Industrial.
Hace 16 años que estoy en mi silla de ruedas y quiero vivir a pleno cada día.
Todos tenemos problemas y dificultades en la vida ¿Por eso buscaremos la muerte?, ¿No será el camino mas fácil?
Y qué hay del amor propio, ¿No valemos nada?
Creo que todos somos útiles a la Sociedad, y no querer vivir es simplemente un desprecio a la vida.
Saludos

Jill dijo...

José: Pienso lo mismo. Hay muchas cosas en la vida y sólo se vive una vez, es mejor disfrutarlo a pesar de los problemas que podamos tener y las situaciones en las que nos podamos encontrar.

No solo todos podemos contribuír a la sociedad, sino que también somos individuos y debemos querernos como tal.